Rescataron un pumita en Villa Mercedes y lo trasladaron al Centro de Conservación de Vida Silvestre

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

A través de una entrega voluntaria, la Secretaría de Medio Ambiente y Parques desarrolló un operativo de rescate en la ciudad de Villa Mercedes de un cachorro de puma. El animal fue trasladado al Centro de Conservación de Vida Silvestre (CCVS), ubicado en La Florida.

“Sacar animales silvestres de su hábitat conlleva terribles consecuencias para la naturaleza, entre ellas modifica el funcionamiento del ecosistema, considerando que cada animal cumple un rol fundamental en este complejo entramado”, señalaron desde la Secretaría de Medio Ambiente de la Provincia.

Si bien el animal fue entregado al Refugio de Canes de Villa Mercedes, se desconoce el lugar real de dónde provino el ejemplar, pero se considera que era víctima de tenencia ilegal.

Ante esta situación la cartera medioambiental considera oportuno comunicar algunos puntos acerca de la problemática del mascotismo y el tráfico ilegal:

– En la mayoría de los casos los cachorros de pumas aparecen en los poblados o ciudades porque alguna persona los atrapó después de haber matado a la madre, siendo esta la mayor problemática a la cual se enfrenta esta especie.

-Al extraer un animal silvestre de la naturaleza, nos enfrentamos a varias consecuencias, tanto para la naturaleza, como para la persona que extrajo el animal de la vida silvestre:

Disminución de las poblaciones de especies mascotizadas ( por ejemplo: tortuga, cardenal amarillo, puma, entre otros). Los ejemplares ya no dejarán descendencia ni cumplirá las funciones dentro del ecosistema.

Otro de los problemas que se presentan al extraer un animal salvaje, son las enfermedades que transmiten a los seres humanos, por ejemplo rabia, fiebre amarilla, o salmonelosis.

¿Cómo actuar en caso de encontrar un animal silvestre?

Si lo vemos sano, lo mejor es no interferir, por más que creamos que al interferir estamos “salvando”. Si el animal está descansando sobre la ruta o cruzando lentamente y es una especie inofensiva, tomarlo con cuidado y cruzarlo a unos metros del camino, en la dirección que naturalmente iba el animal. En caso contrario, ahuyentarlo fuera del borde del camino.

En el caso de observar o tener conocimiento de tráfico ilegal, y venta de animales silvestres, lo mejor es denunciar, llamando al Área Flora y Fauna de la Secretaría de Medio Ambiente y Parques, a los teléfonos 0266 – 4452000 internos 3372 o 3454, o bien con la Policía Ambiental al 911.

Si accedemos a comprar un animal silvestre porque creemos que estamos salvando la vida de ese ejemplar, en realidad estamos entrando en la cadena de tráfico, ya que sin consumo, la cadena se rompe. La captura para comercio ilegal constituye la segunda causa de amenaza para su supervivencia, después de la destrucción de sus hábitats.

Fuente y foto Secretaría de Medio Ambiente y Parques

Compartir.
SELECCIONÁ IDIOMA