Rodríguez Saá: “Por la desigualdad, niñas y mujeres son las que más sufren”

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

El gobernador, Alberto Rodríguez Saá, en el marco del Día Internacional de la Mujer, evocó a grandes mujeres que hicieron importantes aportes para la formación de San Luis.

En una disertación que realizó en el Salón Blanco de Terrazas del Portezuelo,  recorrió la vida y obra de reconocidas y luchadoras damas de San Luis como “Pancha” Hernández, Dora Ochoa de Masramón, Carolina Tobar García, Delfina Varela de Ghioldi, María Delia Gatica de Montiveros, Berta Vidal de Battini y Beba Di Gennaro. Destacó que un paradigma en común de las mujeres puntanas es el amor por San Luis, por su patria, la solidaridad hacia el prójimo y la búsqueda de libertad.

La interpretación del poema de Beba Di Gennaro “Vírgenes Negras”, realizada por la artista Adriana Durigutti, fue el puntapié para iniciar la ceremonia. Asistieron la secretaria de la Mujer, Adriana Bazzano; la ministra de Desarrollo Social, Alida Garcia Peanú; y sus pares de Ciencia y Tecnología, Alicia Bañuelos; de Medio Ambiente, Campo y Producción, Cristian Moleker; de Hacienda Pública, Natalia Zabala Chacur; la secretaria de Deportes, Claudia Amura; de San Luis Logística, Graciela Corvalán; senadores y funcionarios.

El Gobernador aseguró que aunque las mujeres han logrado continuos avances, los hechos nos recuerdan continuamente que todavía queda mucho por hacer realidad con respecto a la igualdad entre hombres y mujeres: “Como consecuencia de las desigualdades de género, las mujeres y las niñas son las más afectadas por la pobreza, el cambio climático, la inseguridad alimentaria y las crisis económicas mundiales; millones viven expuestas a la exclusión, discriminación y violencia, una de cada tres mujeres en el mundo son víctimas de violencia física o sexual durante el transcurso de sus vidas.

“Cuando pensé en cómo armar esta disertación, buscamos otro modo de definirlo y encontramos una convocatoria a un concurso literario de San Luis Libro que se llamó ‘Mujeres en Lucha’, entonces yo quiero hablar de las mujeres puntanas y de las mujeres en lucha, voy a hablar sólo de algunas, de las que ya fallecieron pero hay muchísimas más y están ustedes”, expresó Rodríguez Saá y se explayó hacia las características distintivas que tienen cada una de ellas.

Antes de mencionarlas, confesó que ellas tienen un amor a San Luis, la provincia, a su patria, entendido como el lugar donde cada uno lucha por sus derechos, la solidaridad, el deseo de hacer cosas por los demás, desprovistas de egoísmos, y la búsqueda de la libertad. A su vez, el mandatario citó al escritor y filósofo Jean Jacques Rosseau quien en su libro “El contrato social” denomina que “el hombre nace libre y en todas partes se encuentra encadenado”.

Para ahondar en las mujeres puntanas, tomó tres períodos en la historia, más puntualmente en el siglo XX. Describió el período de los pueblos originarios, el español y el patrio.

Al primero de ellos lo describió como un período en que se les quitó parte de su cultura, su memoria, donde no tenían escritura gráfica, representativa ni simbólica, sino sólo lo que ellos saben o relatan. En este sentido, el jefe de Estado expresó que encontró una enorme definición en la bandera de las culturas originarias que tiene los siete colores del arcoiris: “Aires de triunfo, movidos por el viento, que es lo que uno ve exactamente en una bandera”.

Un segundo período, llamado “español” fue el que el mandatario ubicó como el de más grandes violaciones a los derechos de la mujer, no sólo a la mujer española sino a las africanas, negras y mulatas: “La esclavitud, no sólo de querer venderlas, prestarlas, alquilarlas, sino de casi el derecho a matarlas, el acceso carnal sin consentimiento por sus dueños”.

En tanto que el tercer período, denominado “patrio”, fue en el que las mujeres hicieron grandes aportes a la guerra de la Independencia y en el cual aparece con mucha fuerza la palabra libertad.

En esa dirección, Rodríguez Saá inició su discurso con relatos de la novela de “Una tal Pancha Hernández” de Isabel Layer. “Nació por el 1800 y fue parte del ejército libertador unos 20 años, se casó con el sargento Dionisio Hernández, fue una gran colaboradora del Campamento de Las Chacras, donde ella misma construyó un rancho a la vera del río, acompañó a su marido y realizó tareas de contribución como un soldado más a las tropas que se estaban formando. San Martín permite que se suba a los barcos y se incorpore al ejército y participe en todas las batallas con grandes actos heroicos y siempre al lado de su Dionisio”.

Luego enunció la biografía de Dora Ochoa de Masramón nació en Concarán, tuvo intensas investigaciones en Antropología y Folclore sanluiseño, mereció el premio de la cultura de San Luis y de la Nación, se destacó también por las artes rupestres y por su fecunda obra literaria.

Le siguió Carolina Tobar García, nacida en 1897 en Quines, San Luis. Se recibió de maestra y luego partió a estudiar para graduarse de médica psiquiatra y legista. “En el centro de su actividad, hizo un estudio sobre los niños de diferentes clases sociales y en rendimiento escolar de cada uno de ellos”, dijo Rodríguez Saá y siguió describiendo a otra luchadora puntana, Delfina Varela de Ghioldi, nacida en la localidad de San Pablo, quien se educó en la Escuela Normal de Villa Mercedes, luego ingresó a la Facultad de Filosofía y Letras de Buenos Aires, se recibió con su tesis doctoral sobre Juan Crisóstomo Lafinur: “Desempolva todos sus textos, estudia no sólo su parte biográfica, la etapa escolástica; ella tiene una visión tan profunda de él, que dijo que Lafinur fue el primer exiliado por sus ideas abstractas”, recordó el gobernador.

A María Delia Gatica de Montiveros, nacida en Luján en 1907, quien estudió en la Escuela “Paula Domínguez de Bazán” y se doctoró en la Universidad del Litoral en Filosofía y Letras, el mandatario recordó que tuvo la oportunidad de conocerla. “Ella escribió la obra quizás de máxima ternura, el diccionario de la lengua puntana, que nos habilita a hablar como puntanos”, dijo sonriente al traerla a su memoria.

Otra de las mujeres en lucha a quien detalló minuciosamente Alberto Rodríguez Saá fue Berta Vidal de Battini: “Nació en San Luis en 1900 y murió en 1984, escribió numeras obras y por ellas obtuvo numerosos premios. Vivía en El Durazno, allí en Estancia Grande, por lo cual el dique del lugar llevará su nombre”.

Sobre el final de la disertación rememoró a Beba Di Gennaro, quien falleció el 9 de marzo de 2015, otra gran escritora y poeta puntana reconocida en la provincia: “Su gran amor fue el ‘Alfi’ Menéndez, por un tiempo se separaron y luego se volvieron a arreglar en el Río Trapiche, debajo de los sauces”.

Como cierre de la emotiva disertación, el gobernador invitó nuevamente a la artista Adriana Durigutti a interpretar un poema de Beba Di Gennaro denominado “Instrucción para mi muerte”. De ese modo, finalizó el homenaje a las mujeres puntanas, a las mujeres en lucha que fueron parte de la profunda historia de San Luis.

Fuente: Agencia de Noticias del Gobierno

Compartir.
SELECCIONÁ IDIOMA