Rodríguez Saá: “Siento admiración por el compañero y hermano Evo Morales”

0

El gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, aseguró que siente “una enorme admiración por el compañero y hermano Evo Morales. Siento respeto y admiración por cada hermano boliviano. Por las mujeres bolivianas, las mujeres de polleras largas. Toda América Latina está sufriendo, llorando por lo que ocurre en Bolivia. Es el imperialismo norteamericano que quiere llevarse las riquezas a cualquier costo. Los argentinos hemos sufrido varios golpes de Estado y siempre son lo mismo. Quieren más y más privilegios, pero seguiremos luchando. En Argentina a partir del 10 de diciembre veremos otras cosas, hemos recuperado el Gobierno. Seguiremos luchando para romper las desigualdades y para que haya tierra, paz, pan y trabajo”.

Ese fue el mensaje que el mandatario puntano le transmitió a la Colectividad Boliviana en San Luis, con quienes dialogó y compartió reflexiones sobre la grave crisis en que quedó inmersa Bolivia tras el golpe de Estado contra el gobierno de Evo Morales.

Rodríguez Saá se puso a disposición de las familias que eligieron la provincia para vivir. “Los poderosos no soportan que Bolivia crezca, Evo Morales rompió con todas las diferencias y le dio un enorme baño de justicia social a su país. Quieren las riquezas que el presidente recuperó para los bolivianos”, expresó.

El encuentro se realizó en el Salón de Usos Múltiples que la comunidad boliviana posee en el Parque Industrial. Concurrió acompañado por el ministro de Desarrollo Social, Federico Berardo, la concejala electa Julieta Ponce y el intendente electo de la ciudad de San Luis, Sergio Tamayo.

“Estoy muy triste, acongojado. Vine a tratar de contener, de reconfortarlos, y al final ustedes me terminan abrazando a mí. Antes de hablar, permitan que salude a la Bandera de Bolivia y a la Bandera de los Pueblos Originarios”, señaló.

 “Lo que pasa en Bolivia se llama golpe de Estado. Se llama así, es fácil de entender porque siempre lo hacen los poderosos. En Bolivia los racistas, los discriminadores, no soportan que el país, con Evo Morales, haya dado un enorme baño de justicia social. No soportaron que de la mano de Evo Morales diera una gigante política de inclusión para romper las diferencias y reconociera un Estado Plurinacional, donde las culturas son iguales y pertenecen al país, al Estado boliviano. Esas personas poderosas no soportan que Bolivia crezca, que haya recuperado la soberanía sobre el gas, el petróleo y la minería, las grandes riquezas del país. Antes se llevaban esas riquezas. Pero ahora ya no; eso cambió y la mejor parte es para los bolivianos”, remarcó.

“Ellos, los poderosos, quieren privilegios y más privilegios. Discriminan de una manera horrorosa, de una manera que no quiero describir. Lo que ocurre en Bolivia es un golpe de Estado terrible y vengo a abrazarlos”, advirtió.

“No sé qué podemos hacer, porque podemos hablar y ver por televisión lo que ocurre pero hay que estar allá para saber lo que se vive en cada ciudad, en cada uno de los departamentos. Hoy quería estar con ustedes y abrazarlos, decirles que estoy a su disposición. Siéntanse en San Luis como lo que es, su casa. Sientan que están en su casa. Juntos, estamos en casa. Cuando sufran el menor acto de injusticia, quiero venir a ayudarlos a curar ese dolor. No dejaremos pasar ningún acto de injusticia”, destacó.

“Vamos por más hermanos bolivianos, ésta es su casa. San Luis es su casa. Más tierra para ustedes, más trabajo. Déjenme sentir que soy hermano de ustedes y ayudarlos en todo lo que pueda”, pidió.

Compartir.
SELECCIONÁ IDIOMA