Sigue la polémica por el agua turbia en San Luis

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

La Municipalidad de San Luis difundió en un comunicado de prensa donde asegura que “la Provincia debe entregar agua suficiente y de calidad”.

Así se afirma en un informe técnico elaborado por especialistas del área de Servicios Públicos de la Municipalidad de San Luis y de Ser.Ba., que fue elevado en los últimos días al Intendente Municipal, Enrique Ponce.

“La responsabilidad es una sola y le corresponde a San Luis Agua, cuyo propio Estatuto le obliga a “mantener un adecuado nivel de cantidad y calidad de agua…”, conforme determina el art. 4 en su inciso e), confirma este análisis elaborado por los especialistas hídricos”, señalaron en el escrito enviado a la prensa.

“El proceso de potabilización del agua cruda en las plantas que posee el Municipio de San Luis y las acciones que se adoptaron ante la emergencia planteada por la llegada de agua con un nivel extremo y extraordinario de turbidez”, advirtieron.

“El ingreso de agua cruda se hace a través de una cámara de carga de sección rectangular, en la que el nivel de agua define el funcionamiento de toda la planta. Desde allí, pasando por los dispositivos para aforar el caudal entrante, continúa por una canaleta en la que aprovechando la turbulencia del agua para tener una efectiva mezcla, se inyecta el floculante (SO3 Al2) y el corrector de PH. Ambos se dosifican automáticamente desde la casa química”, aclararon.

Para separar partículas coloidales microscópicas que son las que dan turbidez, deben previamente coagularse para que se formen “flocs” de tamaño y peso que faciliten la sedimentación.

A continuación, el informe técnico textual de la Municipalidad

El agua con la dosis de floculante pasa luego a los floculadores, donde pequeños motores mueven suavemente paletas que baten el agua para acondicionar los flocs formados, aumentando su tamaño y por lo tanto su peso.

El siguiente paso es la decantación de los flocs acondicionados, esto se hace en la estructura denominada “sedimentadores de alta velocidad” con pantallas de placas inclinadas de flujo ascendente, en la que los barros precipitan al fondo y son removidos hidráulicamente. El agua decantada es colectada superficialmente a una canaleta donde se hace la primera etapa de desinfección y continúa a los filtros.

La dosificación de desinfectante (hipoclorito de sodio) se hace automáticamente con bombas dosificadoras.

En los filtros, ocho por cada uno de los dos módulos de la planta, dieciséis en total, el agua escurre por gravedad donde las partículas más finas, que no precipitaron en los decantadores, son retenidas por los lechos filtrantes de arenas especiales.

Cada alguna hora de trabajo, más o menos según la calidad del agua recibida, los filtros se deben limpiar para eliminar las impurezas retenidas, cosa que se hace haciendo circular agua filtrada a contracorriente con bombas de alta presión y caudal de a uno por vez.

El agua filtrada recibe una nueva dosificación de desinfectante en la entrada a las cisternas de reserva, para que salga a la distribución a la ciudad con la dosis exacta, según la prescripción del “Código Alimentario Argentino”

En la planta de “La Aguada” hay cisternas de reserva que en total suman una capacidad de 11 millones de litros, que es el consumo de unas seis horas para la población abastecida desde esta planta, que es aproximadamente dos terceras partes de la población de la ciudad.

En la emergencia del día 31 de octubre, debido a la llegada a la planta de agua con un nivel de turbidez muy superior al que la planta puede tratar, se tomaron las siguientes acciones:
· – Se aumentó la dosificación de desinfectante

· – Se cambió el floculante de sulfato de aluminio (SO3 Al2) a policloruro de sulfato de aluminio hidrolizado (Al13(OH)20(SO4)Cl15), de mayor efecto de clarificación, pero de mayor costo.

Con la producción de la planta recuperada, a partir del día 11 de noviembre se comenzó el purgado del sistema de distribución de la ciudad, para eliminar los sedimentos acumulados en la misma, que continúan dando turbidez al agua. Este trabajo continúa a la fecha y se extenderá hasta que se recupere totalmente.

Con el mismo fin se realizó el día 12 la limpieza de una de las cisternas de la planta, fuera del programa de limpieza establecido.

Se mantiene desde la emergencia el refuerzo en la toma de muestras en distintos puntos de la ciudad, para controlar la presencia de desinfectante residual y verificar la sanidad con análisis bacteriológicos. Los resultados obtenidos no indican condiciones de riesgo para la población.

Por otro lado y simultáneamente a las tareas descriptas, se están reparando los motores de los floculadotes, que se quemaron debido a la llegada del barro que trabó las paletas de los agitadores.

El informe agrega que la planta de La Aguada tiene una tecnología muy distinta a la planta de Puente Blanco en lo que respeta a la decantación y a la floculación. La primera provee agua a dos tercios de la ciudad, las zonas norte y sur. En tanto que en la planta de Puente Blanco, que distribuye a la zona centro, en pocos días se logró optimizar la calidad del agua potable, como pudieron comprobar todos los vecinos.

En todo momento desde la Secretaría de Servicios Públicos se intentó establecer un canal de diálogo permanente con las autoridades de San Luis Agua, a los fines de prevenir futuras contingencias de este tipo, tratando de trabajar bajo las formalidades de un protocolo, cuyas acciones se tendrían que originar en el aviso temprano y oportuno de la llegada del agua en condiciones de turbidez, lo cual es propio de la empresa proveedora del agua. Esa responsabilidad escapa a la competencia municipal, porque es función exclusiva de quien distribuye el agua y no de quien la recibe.

La responsabilidad es una sola y le corresponde a San Luis Agua, cuyo propio Estatuto le obliga a “mantener un adecuado nivel de cantidad y calidad de agua…”, conforme dice el art. 4 en su inciso e).

Reiteramos una vez más nuestro deseo de que las relaciones institucionales con la empresa, permitan resolver definitivamente esta cuestión, en el marco de acciones concretas que surjan de un protocolo que debería tener San Luis Agua en su carácter de distribuidora del agua cruda en la provincia.

Compartir.
SELECCIONÁ IDIOMA