Silvio Velo, el capitán de la selección de fútbol de no videntes buscará hacer cumbre en el Aconcagua

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Esta tarde adelantó en el canal de noticias TN 24 que el ascenso comienza el 18 de febrero e intentarán llegar a la cima entre el 1 y el 5 de marzo. El futbolista no vidente subirá la montaña más alta de América.

Pablo Cecchini (tn.com)

“Lo primero que voy a hacer si llego a la cumbre es arrodillarme y agradecerle a dios”, se ilusiona Silvio Velo, el capitán de la selección argentina de fútbol para no videntes que en 2018 va a subir el Aconcagua.

El futbolista de Los Murciélagos escalará la montaña más alta de América junto a un guía especial y otros 11 deportistas entre los que se encuentran Elisa Sampietro de Forti de 83 años y el atleta paralímpico Pablo Giesenow, que usa dos prótesis a falta de sus piernas.

La idea del grupo es llevar la bandera de los Juegos Olímpicos de la juventud a la cima y darle un mensaje de superación personal a la gente.

El ascenso comenzará el 18 de febrero y durará 21 días. El objetivo es hacer cumbre entre el 1 y el 5 de marzo.

Aún para el más experimentado subir el Aconcagua es un reto difícil. Aunque, lejos de frenarse por la dificultad, el también jugador de Boca se conmueve por el desafío: “No ver representa un sacrificio más, pero cuando hay voluntad no hay imposibles”.

Compartir.