Sólo 4 de cada 10 aspirantes a docentes está en condiciones de pararse frente a un aula

0

El ministro de Educación de la Nación, Alejandro Finocchiaro, presentó ayer el informe final de  Enseñar 2017 que evaluó la lectura, la escritura y el criterio pedagógico de los estudiantes que ejercerán la docencia en el futuro. El resultado del estudio determinó que sólo el 40% está en condiciones de ejercer la profesión.

“Los resultados no son tan malos pero tampoco son buenos”, observó Finocchiaro.

A fines de 2017, el Ministerio de Educación de la Nación anunció que los futuros docentes serían evaluados a nivel nacional. El plan se caratuló Enseñar 2017 y los resultados de las pruebas fueron publicados en las últimas horas.

De la evaluación participaron 464 institutos y casi 12 mil estudiantes de 23 jurisdicciones del país. Desde el ministerio aseguraron que se trató de una prueba exploratoria, en donde se observó una notable desigualdad en la formación docente a nivel nacional.

Se indagó los saberes de los estudiantes en dos áreas fundamentales: comunicación escrita (lectura y escritura) y criterio pedagógico. Los resultados de los saberes evaluados en comunicación escrita y criterio pedagógico fueron agrupados en tres niveles: promedio (20% de los estudiantes), superior al promedio (40% de los estudiantes), y por debajo del promedio (40% de los estudiantes).

“Los resultados son importantes porque necesitábamos comprender los saberes de aquellos que en los institutos se forman para ser docentes. No fue una prueba censal porque participaron 23 jurisdicciones (únicamente quedó afuera Neuquén). Pero lo obtenido sirve para planificar las políticas públicas que debemos llevar adelante”, explicó el ministro.

En Lectura, los estudiantes que superaron la media demostraron una capacidad superior para extraer información de un texto, interpretarla, reflexionar y evaluarla. Quienes se mantuvieron dentro del nivel promedio presentaron ciertas dificultades para comprender las intenciones y los recursos que utilizaron los autores. El grupo que no alcanzó ni siquiera este nivel fue el que expuso las mayores dificultades en cuanto a la capacidad de comprensión.

En Escritura, los estudiantes del nivel superior al promedio demostraron un alto dominio de la capacidad de producir textos autónomos, coherentes y cohesivos. Aquellos ubicados en el nivel promedio exhibieron ser escritores ordenados para plantear ideas, con ciertas carencias para utilizar la trama argumentativa. Ya por debajo del promedio los alumnos tuvieron un dominio insuficiente de las capacidades evaluadas.

La evaluación Enseñar también permitió caracterizar a los estudiantes participantes: 8 de cada 10 fueron mujeres y la mitad tenía más de 25 años. El 57% provenía de hogares con madres que no habían finalizado los estudios secundarios y, en relación a su situación laboral, el 60% trabajaba (entre ellos, el 30% se desempeñaba en la docencia). Los estudiantes que ejercían la docencia obtuvieron mejores resultados en relación a sus pares que no trabajaban o lo hacían en otras actividades.

En cuanto a los institutos participantes, el 66% son estatales y el 44% tiene entre 100 y 399 estudiantes. El 32% de los institutos posee estudiantes que alcanzaron el nivel superior al promedio.

Entre los estudiantes, el 87% aseguró no haber repetido en el nivel secundario. 8 de cada 10 evaluados mencionaron, como motivo de la elección de la carrera, variables vinculadas a la educación (importancia de la educación en la sociedad y la vocación por enseñar). En esta línea, 5 de cada 10 estudiantes sostuvieron que eligieron esta carrera como garantía de un empleo relativamente estable.

Los directivos también fueron evaluados: 7 de cada 10 son mujeres y el 41% posee el cargo titular. En mayor proporción, suelen destinar una considerable cantidad de tiempo a tratar aspectos de la organización del instituto y a dialogar con docentes y estudiantes. Asimismo le destinan un tiempo inferior a trabajar con otros institutos e instituciones y a supervisar y evaluar a los docentes.

Los institutos que obtuvieron mejores resultados están ubicados, en su mayor parte, en municipios de más de 100 mil habitantes. Allí, 3 de cada 10 institutos poseen una matrícula superior a 400 estudiantes.

Fuente Télam e Infobae

Compartir.
SELECCIONÁ IDIOMA