Tragedia en Catamarca

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

La gobernadora de Catamarca, Lucía Corpacci, confirmó hoy que el temporal dejó dos muertos, 11 desaparecidos y más de 200 evacuados en toda la provincia, durante un recorrido por la villa veraniega de El Rodeo, a unos 38 kilómetros de la capital, donde se registraron las más graves consecuencias del aluvión de agua, lodo y piedra.

«Esto no lo hemos visto nunca. Es muy difícil para todos ver a las familias buscando a sus seres queridos», dijo la gobernadora al llegar a El Rodeo, donde confirmó que el temporal causó la muerte de dos nenas de 5 y 7 años.

Corpacci escuchó en el lugar los testimonios de las personas que presenciaron la gran tormenta, por haber sido testigos de cómo la corriente de barro y piedras arrastraba a la gente.

«Vengo de la localidad de Siján, que también fue golpeada por un alud. Allí -informó la gobernadora- se registraron más de 100 evacuados y 3 desaparecidos».

En declaraciones a Télam, el Secretario de Estado de Información Pública, Rodrigo González, detalló que se contabilizaron «11 desaparecidos -8 en El Rodeo y 3 en Siján-, y que hay 200 evacuados», entre ambas localidades.

La población, fuertemente conmocionada, comparte desde anoche información a través de las redes sociales y whatsapp, donde ya circularon versiones del hallazgo de dos cuerpos más, dato que no pudo ser confirmado por fuentes oficiales.

Cabe señalar que la corriente del río Ambato creció y ganó poder destructivo, arrastró autos, destrozó viviendas y se llevó, una vez más, parte del complejo «Villafañez», un tradicional alojamiento de la villa.

Desde horas de la madrugada, el gobierno provincial asiste a los damnificados mientras que, por los derrumbes a la altura de la Calera, personal policial del puesto caminero de Las Rejas, en la ruta Nº 4, cortó el paso para ir desde la capital catamarqueña, hacia El Rodeo.

La fuerte crecida del río arrasó con árboles, y alrededor de 20 automóviles, cuyos conductores lograron salvar su vida.

Compartir.
SELECCIONÁ IDIOMA