Transporte: San Luis prepara un plan ante la crisis que genera Nación con eliminación de subsidios

0

El transporte público de pasajeros es un servicio básico y esencial. Que bien puede equipararse a la luz, el gas o el agua potable. Es muy necesario y debería ser una prestación eficiente y accesible desde lo económico porque son los sectores de escasos recursos quienes más lo usan para movilizarse.

Pero, los colectivos -trenes o subtes en el caso de Buenos Aires- no sólo son el medio transporte de la gente de “a pie” sino también de miles de personas que optan por este sistema pese a tener auto. Con ese medida economizan en sus cuentas personas y ayudan a descongestionar el tránsito vehicular. También colaboran con el cuidado del medio ambiente.

Sin embargo para la gestión del presidente, Mauricio Macri, el transporte público es un negocio más y en esa línea decidió que desde el 1° de enero de 2019 el Estado nacional no subsidiará más a las empresas que prestan estos servicios y dejó en manos de las provincias y municipios esa responsabilidad.

Esto pone en serios aprietos a las compañías transportistas, que si quieren seguir subsistiendo no les quedará otra que compensar la pérdida de subsidios con aumentos de boletos en algunos casos en hasta un 40%. O sea un golpe durísimo a las clases media y baja de todo el país.

Ante este escenario, que se avizora muy crítico, el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, anunció el viernes que los primeros días de enero “vamos a presentar un plan de transporte muy novedoso e interesante”.

“Nosotros vamos a dar un plan de transporte muy novedoso e interesante los primeros días del año que viene”, dijo.

 “Nación quita el subsidio y dice, en vez de poner quitamos el subsidio, pone la palabra ‘transferimos el subsidio’. A nosotros no nos han transferido nada, si nos transfieren el dinero de los subsidios, nosotros lo entregamos a los transportistas. Pero la Nación lo ha quitado, lo sabemos todos”.

Cabe señalar que San Luis recibía hasta este 30 de diciembre 335 millones de pesos en concepto de subsidios para el transporte público, monto que sólo significa el 0,55% del total de dinero que destinaba Nación a las empresas de todo el país.

Compartir.