Venezuela: más protestas y choques entre policías y manifestantes

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

 

Con nuevas marchas de protesta y enfrentamientos entre policías y manifestantes, y el ruego del papa Francisco por «la reconciliación y la concordia fraterna» en el país, Venezuela inició hoy una semana de expectativa por la continuidad del diálogo entre el gobierno y la oposición, y por las medidas económicas anunciadas por las autoridades.

 

Miles de personas recorrieron una zona del este de Caracas hasta donde está la sede local de la Organización de Naciones Unidas (ONU), frente a la cual unos 300 estudiantes mantienen desde fines de marzo un campamento en demanda de una visita de representantes del organismo.

 

La «marcha por la resurrección de la democracia» fue encabezada por el alcalde metropolitano, Antonio Ledezma; la diputada destituida María Corina Machado, y Lilian Tintori, esposa del dirigente Leopoldo López, preso desde el 18 de febrero, acusado por las autoridades de haber instigado los disturbios del 12 de ese mes, en los que murieron tres personas.

 

El papa Francisco pidió que en Venezuela «los ánimos se encaminen hacia la reconciliación y la concordia fraterna» La manifestación se desarrolló de manera pacífica, pero a su término se registró un fuerte enfrentamiento entre policías y manifestantes en la zona de Altamira, escenario de disturbios similares casi todos los días desde el 12 de febrero.

 

Efectivos de la Policía Nacional y la Guardia Nacional (policía militar) utilizaron gases lacrimógenos, balas de goma y chorros de agua para dispersar a los manifestantes, que respondieron arrojándoles piedras, botellas y otros objetos, informaron el canal Globovisión y el diario Ultimas Noticias.

 

La prensa local también consignó manifestaciones más pequeñas y cortes parciales de avenidas en otras zonas de la capital, donde se cumplió la tradicional «quema de Judas», en la que los vecinos prenden fuego a muñecos que representan a figuras públicas, generalmente del sector político.

 

La modalidad de los campamentos fue extendiéndose hacia el resto del país: medios locales reportaron que uno de ellos, en el municipio Carirubana -en el estado Falcón-, llevaba ocho días, y que este fin de semana se levantaron cuatro en el estado Táchira (dos en su capital, San Cristóbal, y los otros dos en diversos puntos del interior).

 

Mientras tanto, en el segundo mensaje pascual de su pontificado, el papa Francisco pidió que en Venezuela «los ánimos se encaminen hacia la reconciliación y la concordia fraterna», informó la agencia noticiosa italiana ANSA.

 

A través del nuncio apostólico, monseñor Aldo Giordano, la Iglesia católica participa del diálogo que el gobierno y la oposición iniciaron el 10 de este mes, junto a los cancilleres de Brasil, Luiz Alberto Figueiredo; Colombia, María Angela Holguín, y Ecuador, Ricardo Patiño.

 

Ese diálogo busca de superar la crisis política generada por las protestas callejeras cotidianas iniciadas el 6 de febrero, que dejaron al menos 41 muertos, 579 heridos, 2.278 detenidos y 102 denuncias de violación de derechos humanos, según el último recuento oficial.

 

Tras la sesión inicial, transmitida por la cadena nacional de radio y televisión, las partes volvieron a reunirse el martes pasado, esta vez a puertas cerradas, y al cabo anunciaron que la oposición participará del Plan de Pacificación Nacional del gobierno y que éste admitió que «personalidades reconocidas» se integren a la Comisión de la Verdad que investigará los hechos de los últimos 75 días.

 

Las partes tienen previsto volver a reunirse pasado mañana, martes, para intentar avanzar en aquellos temas en los que el acuerdo aparece hasta ahora más difícil de obtener, tales como la amnistía que la oposición pidió para los políticos presos y el desarme de los «colectivos» chavistas, a los que el gobierno no considera armados.

 

Con todo, sin embargo, buena parte de la expectativa de los venezolanos está dirigida hacia la economía, luego de que el presidente Nicolás Maduro dijera la semana pasada que este martes dará a conocer un «plan para el abastecimiento pleno» que constituirá una «gran ofensiva» y será diferente de las medidas que puso en marcha en noviembre pasado.

 

Asimismo, el intendente de Precios Justos, general Luis Motta, afirmó la semana pasada que mañana lunes comenzará un «plan de fiscalización en cinco rubros» en el contexto de la «nueva ofensiva económica» prometida por Maduro.

 

Desde hace meses, las encuestas de opinión señalan que la mayor preocupación de los venezolanos es el desabastecimiento de productos de consumo cotidiano, que saltó de 22,2 a 28 por ciento entre diciembre y enero pasados, según el último reporte del Banco Central de Venezuela, y que firmas privadas estimaron para marzo entre 31,03 y 60,2 por ciento.

Compartir.
SELECCIONÁ IDIOMA