YPF subió otra vez sus precios y acumula 15% de alza desde abril

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

La petrolera controlada por el Estado YPF volvió a subir un 3 por ciento promedio los precios de sus combustibles y acumuló así un alza del 15 por ciento desde abril, cuando el Gobierno lanzó el denominado «congelamiento».

El precio de la nafta súper, la más adquirida por la clase media, pasó de 7,12 a 7,23 pesos en la Capital Federal y el diesel ascendió a 6,53 pesos el litro, un 0,7 por ciento por encima de su valor anterior.

El aumento se trasladaría en los próximos días a las otras petroleras -Shell, Esso y Oil Combustibles- que junto a YPF dominan el mercado de venta de naftas, gasoil y otros derivados del petróleo en el país.

El titular de la Asociación de Estaciones de Servicio Independientes, Manuel García, había advertido que los precios de las naftas seguirían subiendo hasta 7 por ciento después del alza del 3 por ciento efectuado el 17 de junio pasado.

Se trata de aumentos que estaban previstos en la resolución 35/2013 de la Secretaría de Comercio Interior, que estableció en abril último valores máximos a partir del primero de ese mes, según García.

El Gobierno congeló el 1 de abril por seis meses los precios de los combustibles líquidos para contener el alza del costo de vida y evitar un desborde inflacionario en un año electoral.

Por disposición de la Secretaría de Comercio Interior, a cargo de Guillermo Moreno, las estaciones de servicio de todo el país debían mantener hasta el 9 de octubre próximo los mismos precios que tenían el 9 de abril, lo cual no se cumplió.

«Determínase que el precio tope de comercialización de los hidrocarburos líquidos a aplicar por todos los expendedores, a partir de la entrada en vigencia de esta resolución, será el que resulte igual al más elevado del día 9 de abril del corriente año, en las regiones citadas en el Anexo que forma parte integrante de la presente», dice el texto de la resolución.

En un síntoma de que la inflación se sigue moviendo, el gobierno nacional debió echar mano ahora al congelamiento por seis meses del precio de naftas y gasoil en todo el país hasta, al menos, octubre, cuando se celebren las elecciones legislativas nacionales.

La medida dividió a la Argentina en seis regiones, en las cuales se debían mantener diferentes precios, ya que los costos propios tienen diferencias sensibles.

Compartir.
SELECCIONÁ IDIOMA