Sol Amélie necesita gestos solidarios y respuestas para poder curarse y no estar en medio de un tironeo político

0

 

Un padre o una madre que lucha por la vida de un hijo tiene permitido casi todo. Es una situación límite y nadie que se encuentre en esa posición dudará en apelar a cualquier herramienta para salvar a su descendiente.

Emiliano Quiroga y Alejandra Agüero, los padres de Sol Amélie, están en esa instancia: con desesperación están usando todas las vías posibles e imposibles para que su beba de dos años pueda ser tratada en un centro de salud de mayor complejidad y así encontrar una probable solución a su delicado estado de salud.

Emiliano es el que está al frente de la causa y a través de redes sociales viene haciendo pedidos desesperados para que las autoridades de salud de la Provincia viabilicen el traslado de la pequeña a un hospital que pueda abordar el cuadro.

Ayer hasta convocó a una marcha en las puertas del Complejo Sanitario. Él llamó a la gente para que lo acompañara, pero la política metió la cola y tomaron el caso para un uso proselitista, en vez de aportar, como dirigentes, alguna solución.

¿Cabe responsabilizar a las autoridades sanitarias por la situación de Sol Amélie?. En principio les cabe algún grado culpa, que el tiempo determinará si hubo alguna mala praxis o no, porque desde el mismo hospital admitieron que no se le debería haber dado el alta y debería haber continuado internada.

Ese es un dato grave si se corrobora que fue así.

Fuera de eso, la ministra de Salud, María José Zanglá, ha tomado el caso personalmente y hoy realizará una videoconferencia entre el equipo médico tratante de la niña Sol Amélie y el Hospital Garrahan, de la cual participarán los padres de la paciente.

En esta interconsulta, los profesionales determinarán los próximos pasos a seguir.

“Tras la interconsulta entre los profesionales, ingresan los familiares directos de la paciente e interactúan con los médicos. Lo que se hace es básicamente un ateneo donde se pone sobre la mesa todo lo concerniente al paciente y se toman de ahí diferentes conclusiones”, señaló  Zanglá, y estimó que puede surgir de allí algo que ya prevén: “Es posible que arriben profesionales del Garrahan o de alguna otra institución de la provincia de Buenos Aires para aportar trabajo sobre la paciente”.

Zanglá aseguró que  desde el jueves de la semana pasada se pidió derivación e internación a distintas instituciones de la Ciudad de Buenos Aires, Córdoba y provincia de  Buenos Aires, y todas ellas han respondido negativamente.

Share.
SELECCIONÁ IDIOMA