El Ministerio de Salud alerta por la aparición de alacranes

0

 

El Ministerio de Salud, a través de su Programa de Epidemiología y Bioestadística, comunicó sugerencias para prevención.

El incremento de las actividades al aire libre durante los períodos estivales sumado a características de comportamiento biológico propio de los animales ponzoñosos, que son más activos durante los meses de calor, lleva a que todos los años, entre diciembre y marzo, aumenten considerablemente las consultas por accidentes con estas especies.

El Ministerio de Salud, a través de su Programa de Epidemiología y Bioestadística, comunicó sugerencias para prevenir picaduras de alacrán, un tipo de arácnido cuya picadura puede llegar a derivar en serias complicaciones. Si bien no se han registrado episodios graves, a lo largo de 2014 el sistema sanitario recabaron 32 denuncias en distintos puntos de la provincia.

Cómo puede prevenirse

Estos animales suelen esconderse o anidar en lugares como piedras, árboles, cuevas, resumideros, huecos en la pared o el piso, entre otros. Por lo tanto, es importante tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

 

– No caminar descalzo

 

– No introducir pies o manos en huecos de árboles, piedras, cuevas o nidos.

 

– Sacudir la ropa y zapatos antes de vestirse, y la ropa de cama antes de acostarse

 

– Separar las camas de la pared

 

– Observar el piso del baño antes de bañarse

 

– Cubrir con tela metálica los resumideros

 

– Usar botas de caña alta (de cuero o goma gruesa) cuando se transite por el campo.

 

– Mantener limpio y ordenado el interior de su hogar y libre de malezas una superficie amplia alrededor de la casa o campamento.

 

– No acumular leña, ladrillos o escombros cerca de la vivienda.

 

– En los campamentos, cerrar bien las carpas durante las horas de descanso y de paseo; mantener acomodadas las mochilas, bolsas de dormir y otros elementos

 

– En las zonas serranas, se recomienda no sentarse en pircas o acampar cerca de ellas.

 

La peligrosidad de los ponzoñosos depende tanto de la variedad del animal involucrado, como de la edad de la persona afectada y la cantidad de veneno inoculado. Por esta razón, es de gran utilidad reconocer el tipo de alacrán que causó la picadura, a fin de orientar al médico tratante.

 

Cómo identificarlos

 

– Los alacranes tienen hábitos nocturnos y están activos todo el año, aunque con menor intensidad en las épocas más frías. Durante el día se ocultan debajo de piedras y troncos o las cuevas que ellos excavan. Se encuentran especialmente en terrenos baldíos, galpones y lugares donde se acumulan escombros. Pueden colonizar sitios dentro de las viviendas, tales como caños de desagüe (baños), respiraderos, contrapisos o marcos de aberturas.

 

– Todos los alacranes (también llamados escorpiones) poseen veneno para inmovilizar a sus presas, pues se alimentan de insectos, arañas, cucarachas y pequeños vertebrados. El veneno se encuentra en dos glándulas situadas en la cola y comunicadas con el aguijón.

 

– Las especies más frecuentes en la provincia de Córdoba y San Luis son el bothriurus bonariensis y el tityus trivittatus; la picadura de éste último puede producir un cuadro con afectación neurológica y compromiso general, así como ocasionar la muerte por fallo cardíaco en niños o ancianos. El bothriurus bonariensis es de color castaño, tiene pinzas anchas y redondeadas y cola con un solo aguijón inoculador. El tityus trivittatus también es castaño pero tiene tres bandas longitudinales oscuras en el dorso, sus pinzas son largas y delgadas y la cola cuenta con una púa en la base del aguijón (doble aguijón).

 

En caso de picadura, se recomienda:

 

Limpieza de la herida.

Colocar vía periférica.

Revisar esquema de vacunación antitetánica.

Aplicación de antibiótico.

Evaluar signos y síntomas para aplicación de suero específico.

Aplicar corticoides, 2 ampollas por vía endovenosa (el suero puede producir shock anafiláctico).

Procedimientos ante la ocurrencia de estos accidentes:

 

– Concurrir de inmediato al Centro de Salud más próximo.

 

– Llenar ficha Epidemiológica específica

 

– En lo posible, enviar el artrópodo en un recipiente herméticamente cerrado al Área de Chagas, sito en el Complejo Sanitario San Luis.

 

Compartir.

Sobre el autor

Punto Aparte

Comentar