Fernández traslada a los gobernadores la responsabilidad de prohibir la circulación nocturna

0

El anunció de al menos dos provincias (Córdoba y Mendoza) y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires de que no iban adherir al decreto nacional para restringir la circulación nocturna y también atento al fuerte rechazo social de la medida, el presidente Alberto Fernández dio un giro en su propuesta inicial y el decreto que se conocerá en las próximas horas traslada la responsabilidad a los gobernadores. Es decir ellos deberán tomar las decisiones en función de la realidad epidemiológica de cada distrito.

“La única intención que tengo es evitar que el COVID-19 nos complique aún más la vida. Entonces, como hubo reparos respecto a mi propuesta original, voy a firmar mañana (por hoy) un decreto reglamentario que establece dos requisitos técnicos que cumplidos traslada a los gobernadores la responsabilidad de restringir las actividades y la circulación nocturna”, indicó Alberto Fernández anoche en Olivos.

El decreto a la firma del Presidente establece estos dos requisitos técnicos diseñados por la cartera de Salud, y explica además que los gobernadores tomarán las medidas restrictivas cuando los dos requisitos estén al mismo tiempo.

Los dos requisitos técnicos consisten en lo siguiente:

1. Habrá un primer coeficiente de contagiados que se hará comparando los contagios de la última quincena de diciembre de 2020 con la primera quincena de 2021. Ese coeficiente se actualizará por quincena.

2. Ciudades con más de 150 contagios cada 100.000 habitantes.

Si la suba de contagios supera el coeficiente elaborado por Ginés González García, y hay más de 150 contagiados en una ciudad o localidad con más de 100.000 habitantes, el gobernador “deberá dictar normas reglamentarias para limitar la circulación por horarios o por zonas”.

El decreto que firmará Alberto Fernández -por lo menos en su último borrador- establece que los gobernadores tienen la facultad de actuar cuando se dan los dos requisitos técnicos al mismo tiempo y sólo se restringirían las actividades diurnas.

Pero esa lógica cambia cuando se trata de la circulación nocturna. Desde esta perspectiva, el decreto impondría que los gobernadores deberán prohibir la circulación por las noches si los dos requisitos -coeficiente de contagios y más de 150 contagiados por 100.000 habitantes- se conjugan en el mismo momento.

Fuente Infobae – Román Lejtman -Télam

Share.