El gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, confirmó esta noche que dispusieron el cierre preventivo del Centro de Atención Primaria de la Salud (CAPS) de El Chorrillo y la Comisaría 33 de la ciudad capital por dos casos sospechosos de coronavirus.

En el caso del CAPS, esta mañana una de sus trabajadoras aseguró tener dolor de garganta y oído, síntomas compatibles con los que genera el COVID-19 e  inmediatamente se resolvió aislarla. Como la agente sanitaria no presenta fiebre, quedará en esa situación 72 horas para conocer su evolución.

Respecto  a la dependencia policial, la responsable del Comité de Crisis, María José Zanglá, precisó que una mujer policía presentó síntomas acompañados con fiebre, por lo que se le hizo un test y cuyos resultados se conocerán mañana.  La efectivo de la fuerza de seguridad puntana permanece internada en el Hospital San Luis.

Los resultados del hisopado a esta efectivo de la policía provincial se conocerán mañana.

Share.