Repudio a la agresión sufrida por tres periodistas

0

Se trata de tres colegas de El Diario de la República, Gustavo Luna, Gabriela Farías y Alejandro Lorda, que fueron agredidos, según denunciaron, por efectivos policiales de la División Homicidios. El ataque se produjo cuando intentaban cubrir el traslado de Diego Lorenzetti, sospechado de ser quien mandó a matar a su esposa, a las celdas de esa repartición


 

Punto Aparte y particularmente quien escribe este despacho se solidariza y repudia la agresión sufrida por los colegas de El Diario de la República Gustavo Luna, Gabriela Farías y Alejandro Lorda (Reportero Gráfico) quienes sufrieron el ataque de al menos dos efectivos de la División Homicidios de la Policía de San Luis que custodiaban el traslado de Diego Lorenzetti, luego de haber sido indagado por la jueza, Virginia Palacios.

Según manifestaron los colegas hubo violencia contra ellos y un claro entorpecimiento a la labor periodística, lo cual merece un rotundo rechazo y un pedido de explicaciones por parte de las autoridades de la Policía de San Luis.

Hay un dato llamativo y capaz el motivo por el cual los periodistas de El Diario estaban en el “lugar equivocado”, Lorenzetti, detenido, no viajaba en una patrulla, sino en camioneta particular.

A continuación comparto con ustedes el comunicado enviado a los medios por parte del Sindicato de Prensa de San Luis.

Yamila Fernández

COMUNICADO DE PRENSA

 

El SINDICATO DE PRENSA DE SAN LUIS quiere informar a toda la sociedad  su repudio al atentado a la libre expresión y a la libertad de trabajo que  sufrieron tres de sus afiliados por parte de efectivos de la Policía de la provincia el pasado martes 1 de marzo. Gustavo Luna (periodista), Gabriela Farías  (periodista) y Alejandro Lorda (reportero gráfico) fueron víctimas de tratos violentos y atropellos por parte de agentes de la División Homicidios cuando  ambos realizaban la cobertura periodística para El Diario de la República de la  detención del intendente de La Calera, Diego Lorenzetti, cuando era trasladado desde Tribunales hacia esa dependencia.

 

De manera intempestiva con el móvil policial bloquearon el paso del vehículo de los periodistas, en Tomás Jofré y pasaje Santiago del Estero. Y cuando Lorda se bajó y corrió media cuadra para tomar fotografías del momento en que el detenido era ingresado al edificio, dos policías lo interceptaron, lo retuvieron y le empujaron la cámara contra la pared sin respetar ningún protocolo de acción y violando los códigos de procedimientos.

 

Así impidieron el trabajo de la prensa que intentaba cubrir un hecho que se suponía legal, reglado y emanado de una autoridad judicial, referido a un delito de acción pública. Que además se desarrollaba en plena vía pública, sin que  mediara ninguna restricción de carácter material (un vallado, por ejemplo), ético  o legal para que los periodistas ejercieran su función.

 

Además queremos confirmar que el imputado se conducía en su propia camioneta Volkswagen Amarok gris, y era seguido por otro vehículo policial. Y que del mismo modo viajó desde La Calera (80 kilómetros de San Luis), cuando los oficiales lo habían ido a buscar, luego de que la jueza Virginia Palacios les había dado la orden de detenerlo.

 

Por todo lo ocurrido queremos dejar sentado que el SINDICATO DE PRENSA siempre defenderá los derechos de sus afiliados, su libertad de trabajo y de expresión, además de denunciar todo tipo de inconductas por parte de las fuerzas de Seguridad que impidan el normal ejercicio de la profesión.

 

Share.