Anoche unos minutos después de las 21:30 se cumplió el alerta meteorológico porque sobre la capital puntana se desató una tormenta intensa que vino acompañada de abundante caída de granizo que dejó cubierta de un manto blanco a toda la ciudad.

El fenómeno provocó un marcado descenso de la temperatura.

La Red de Estaciones Meteorológicas (REM) de la Provincia adelantó que la semana comienza con precipitaciones y descenso gradual de las temperaturas.

“El cielo iniciará nublado desde las primeras horas del día con probabilidad de lluvias aisladas, alrededor del mediodía, comenzará una reducción de la nubosidad hasta alcanzar una noche mayormente despejada”, señalaron los pronosticadores locales.

“Las temperaturas mínimas serán frescas alrededor de 10°C pudiendo registrarse al finalizar la jornada. Las máximas estarán templadas y descenderán a 20°C en promedio provincial. El viento estará variando del cuadrante sur, en general tendrá intensidad leve a moderada, pero en la región norte podrá ser regular alcanzando ráfagas de 50 km/h. Por la noche disminuirá de magnitud”, concluye el informe de REM.

Share.