Búsqueda de Guadalupe: La semana finaliza con novedades judiciales y policiales pero todo sigue igual

0

La semana que está finalizando dejó algunas novedades en el plano judicial y policial, aunque todo sigue igual porque los investigadores aún no logran establecer un móvil o pista que permita llegar hasta la pequeñita de 5 años, Guadalupe Lucero, desaparecida desde el 14 de junio de este año.

También esta semana, más precisamente el miércoles, se cumplieron 100 días desde que fue vista por última vez en el Barrio 544 Viviendas de la ciudad de San Luis y para reclamar la aparición con vida de Guada, su mamá Yamila Cialone, encabezó una marcha del silencio en pleno centro.

En el plano judicial, desde este viernes la Justicia Federal se sumó a la investigación ya que el fiscal general interino a cargo de la Procuración General de la Nación, Eduardo Casal, designó a los fiscales titulares de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex), Marcelo Colombo y Alejandra Mángano, y al Fiscal Federal Leonel Gómez Barbella, para actuar en representación del Ministerio Público Fiscal “en forma conjunta o alternada con el Fiscal Federal de San Luis, Cristian Rachid.

En ese contexto, el juez Ariel Parrillis, giró los 60 cuerpos del expediente a esa Fiscalía para que se aboque de inmediato al caso de Guadalupe.

De esta manera, la desaparición de la niña no tendrá como carátula “búsqueda o solicitud de paradero”, sino que se profundizará e indagará ante la posibilidad de estar frente a delitos más complejos, como la trata de personas.

Lo policial también dejó algunas noticias, porque en General Deheza (Córdoba) detuvieron a un hombre mencionado e investigado en San Luis por la desaparición de Guadalupe ya que tenía antecedentes por ataques sexuales a menores y residió muy cerca de donde fue vista por última vez la pequeña.

Se trata Pablo Osmar González, un hombre que en 2019 fue linchado en Potrero de los Funes tras quedar sospechado de haber abusado de nenas que estaban en un camping pasando el día con familiares.

González era investigado por el Juez Parrillis, le seguían los pasos a través de su celular y lograron encontrarlo en Deheza. Tras interceptarlo, allanaron el lugar donde vive y encontraron en su celular y computadora imágenes de abusos sexuales a niños y niñas. Por eso la Policía cordobesa dispuso la inmediata detención.

Ahora, este a todas luces pervertido, ¿tiene alguna relación con Guadalupe? Fuentes judiciales le confirmaron a Punto Aparte que no porque al momento de la desaparición no se encontraba en San Luis.

Al menos así lo sostienen los investigadores porque las pericias en el teléfono móvil y los testimonios lo ubican en General Deheza el día que desapareció Guadalupe.

Con todo, lo cierto es que la pequeña lleva 103 días fuera de su hogar y hasta hoy no hay un solo indicio o hilo conductor para llegar hasta ella.

Share.