El dolor de morir en plena pandemia y que los seres queridos no puedan dar el último adiós

0

Una mujer de 36 años murió este viernes en la ciudad de Córdoba como consecuencia de un cáncer, y a sabiendas de que su estado era terminal había pedido ver a su padre, con residencia en la localidad neuquina de Plottier, quien no pudo ver a su hija porque le impidieron el ingreso a la provincia en un control policial y sanitario.

Solange Musse se encontraba en la localidad cordobesa de Alta Gracia en tratamiento por un cáncer de mama grado cuatro y, según la información de los familiares, esta mañana sufrió una descompensación y fue derivada al Sanatorio Allende, de la capital de Córdoba, donde murió a poco de ingresar.

“Mi papá lo es todo. Estoy muy triste, ansiaba ver a mi papá. Quiero que entiendan que mientras viva tengo mis derechos y quiero que sean respetados”, había manifestado Solange en una carta que se había viralizado en las redes sociales.

El 15 de agosto Pablo Musse había partido en su automóvil hacia Córdoba, desde Neuquén, para ver a su hija y al llegar el domingo pasado a la localidad cordobesa de Huinca Renancó, en el límite con La Pampa, no lo dejaron ingresar porque no contaba con el hisopado negativo en coronavirus, por lo que lo obligaron a regresar a Neuquén escoltado por varios patrulleros policiales.

No obstante, en el control sanitario de Huinca Renancó fue sometido a un hisopado que, según se supo después, había dado resultado negativo en coronavirus.

“Siento tanta impotencia de que sean arrebatados los derechos de mi padre para verme y a mí para verlo. Quién decide eso si queremos vernos? Acuérdense, hasta mi último suspiro tengo mis derechos, nadie va a arrebatar eso en mi persona”, había escrito en la carta Solange al reclamar por la presencia de su padre, a quien no pudo ver por última vez.

“Tengo todos los permisos. Tanto que me rompieron las pelotas desde el COE (Centro de Operaciones de Emergencia) y el hisopado me dio negativo. Estos HDP no me dejaron ver a mi hija. Esto no va a quedar así”, manifestó el padre en breves declaraciones telefónicas a canal 12 de Córdoba, a poco de anoticiarse de la muerte de su hija.

Claudio Vignetta, uno de los coordinadores del COE, se manifestó “muy sentido” por el deceso de la mujer, y aseguró que lo que hicieron las autoridades sanitarias fue “cumplir con el protocolo de ingreso” a la provincia de Córdoba, al sostener que se necesita de un certificado de hisopado negativo en coronavirus

Asimismo, añadió que los resultados preliminares del hisopado que le realizaron en territorio cordobés indicaban que “posiblemente podía tener Covid-19. Por lo tanto se le hizo retornar a su provincia”.

“Tenemos que cuidar a todos los cordobeses, esto es cumplir las normas. Si le permitíamos el ingreso poníamos en riesgo a la población de Alta Gracia”, añadió Vignetta a los medios locales.

A partir de este caso, una legisladora provincial presentó hoy un proyecto para la “regular un protocolo aplicable a aquellas personas internadas por coronavirus y otras patologías, para que estos pacientes puedan despedirse de sus seres queridos”. (Télam)

Share.