Empieza a preocupar la falta de lluvias en varias regiones de San Luis

0

Dos sierras emblemáticas de la Provincia como los Comechingones o Centrales de San Luis no muestran hoy ese verde oscuro inconfundible porque tienen un aspecto más parecido al otoño que al verano, con tonalidades marrones.

No se trata de un fenómeno visual sino de los efectos que están provocando la baja humedad del ambiente, la falta de lluvia, altas temperaturas y vientos que van de regulares a fuertes de manera constante durante casi todas las jornadas.

Casi toda la geografía provincial necesita urgente lluvias. Aunque entre las más necesitadas están el norte provincial y zonas como Nogolí o Villa de la Quebrada, donde la necesidad de agua se vuelve imperiosa porque ya está afectando la vida de los habitantes.

De acuerdo a las estadísticas difundidas por la Red de Estaciones Meteorológicas en regiones como la del Valle del Conlara entre el 1 de octubre de 2019 y hoy 3 de enero de 2020 llovieron en promedio unos 180 milímetros cuando la media anual podría ubicarse para esos tres meses en  220 milímetros.

Esos 40 milímetros no parecen una diferencia dramática, pero sin embargo están provocando una sequía que ya preocupa.

Punto Aparte consultó al Servicio Meteorológico Nacional y desde el organismo señalaron que en la zona al igual que en el resto de otros lugares de San Luis, las lluvias de los últimos meses se han producido de manera muy irregular y dispar.  También apuntaron a un combo que torna la situación más delicada. “Es muy bajo el porcentaje de humedad -30% promedio- las temperaturas son elevadas y los vientos”.

En materia agrícola los cultivos por ahora están resistiendo, pero los productores no saben cuánto tiempo más y auguran por una lluvia pronto para llevar alivio a los surcos.

En los pueblos y ciudades, la falta de precipitaciones se siente bastante y de hecho en la plazas y calles se ven hojas secas como si estuviera comenzando el otoño. También los pastos y gramillas presentan tonalidades amarillentas o marrones.

El pronóstico para las próximas jornadas no es muy alentador. De hecho el SMN no prevé lluvias o al menos evalúa muy bajas chances de lluvias hasta el jueves de la próxima semana para casi toda la Provincia.

La temperatura máxima se mantendrá en un promedio de 34-35° con jornadas ventosas.

Share.