Intensifican controles bromatológicos en la ciudad por las altas temperaturas

0

La Dirección de Bromatología realiza inspecciones “orientadas a asegurar la calidad de alimentos perecederos, los cuales pueden resultar afectados por el calor”, señalaron esta mañana de la  Municipalidad de San Luis.

“El clima de la temporada estival obliga a realizar otro tipo de inspecciones, fundamentalmente con aquellos alimentos que son perecederos y que por las temperaturas altas de verano son alimentos de alto riesgo como carnes y lácteos. Estamos haciendo mucho hincapié en esos tipos de alimentos en los controles. Específicamente, los controles son la toma de temperatura, vencimientos y la verificación de que los equipos de frío funcionen correctamente”, dijo el Director de Bromatología, Horacio Elverdín.

“En el marco de las inspecciones normales, de rutina, estamos haciendo más hincapié en este tipo de alimentos que son de fácil alteración en la época estival. Tenemos tres formas de hacer inspecciones, porque por un lado están las inspecciones de rutina que están programadas día a día; la segunda son las que vienen a través del 0800 de la Municipalidad, y las que vienen por Barrios Activos, en las cuales actuamos en el momento”, agregó.

“La programación interna de la dirección es por zonas; se elige una zona, se ven los comercios que hay ahí y se realiza la inspección, mediante un rastrillaje; pero están los casos de las denuncias, que cuando aparecen y los vecinos las hacen llegar a la dirección, las atendemos en el momento, porque las consideramos de suma urgencia”, detalló en un parte de prensa difundido por la Comuna.

“La sanción más extrema es la clausura del comercio, que es cuando se constata que la parte sanitaria es el problema, entonces allí se realiza directamente la clausura. Entre los problemas sanitarios más comunes tenemos la aparición de insectos y los problemas relacionados con la falta de higiene. Si hay cucarachas se procede a la clausura inmediata”, explicó.

“Las inspecciones se realizan en todo lugar donde se comercialice, elabore o expendan alimentos, como así también en depósitos, distribuidoras, despensas, restaurantes y sus cocinas, transportes de alimentos. Todo lo que esté relacionado con los alimentos es pasible de inspección”, indicó.

“Hay que tener en cuenta que estamos de vacaciones, por eso tenemos  tres inspectores a la mañana y tres por la tarde noche, que  patrullan permanentemente la ciudad y cuando hay alguna denuncia por el 0800 se atiende de inmediato”.

“Hemos tenido ya algunas clausuras y la sanción más baja es un emplazamiento cuando se considera que la problemática es solucionable, con determinados criterios técnicos del inspector.  Entonces se le emplaza al comerciante por una determinada cantidad de días para que solucione el problema. Esto se realiza cuando se trata de algún tema administrativo, como es la renovación de la habilitación, un vencimiento de la libreta sanitaria, eso se emplaza porque es un tema administrativo, de papeles. Pero cuando es un tema sanitario se clausura, directamente”, concluyó Horacio Elverdín.

Share.