Organizaciones, asociaciones u observatorios feministas de San Luis se pronunciaron en las últimas horas sobre la muerte de Florencia Magalí Morales, la mujer de 39 años que fue encontrada muerta dentro de un calabozo de la Comisaría de Santa Rosa del Conlara, donde estaba en carácter de detenida por no cumplir con el aislamiento social, preventivo y obligatorio. Todos reclamaron una investigación profunda para determinar las causas del fallecimiento.

De manera oficial se conoció que Florencia murió por asfixia mecánica y de acuerdo al testimonio policial, se habría ahorcado con el cordón de la capucha de su abrigo. Y ayer se conoció que la Jefatura Central de Policía pasó a disponibilidad al jefe de la guardia de esa dependencia.

En sentido el Observatorio Mumalá publicó que “esta muerte violenta, ha llevado a debatir sobre cómo actúa el servicio policial a la hora de hacer cumplir el aislamiento y la estricta aplicación de que las personas con terminaciones numéricas pares o impares circulen en el día que corresponde, deja una puerta a preguntarse si hay un ejercicio de violencia institucional en el momento de hacer cumplir con reglamentos que sólo se llevan a cabo en nuestra provincia”.

“Es necesario que se investigue en profundidad sobre qué es lo que le paso a Florencia”,advierten.

Mumalá recordó que según la ONU en su “Modelo de protocolo latinoamericano de investigación de las muertes violentas de mujeres por razones de género” en su punto: Los casos de aplicación del Modelo de Protocolo, dice:

21. Se aconseja aplicar las directrices del Modelo de Protocolo de manera sistemática frente a todos los casos de muertes violentas de mujeres, puesto que detrás de cada muerte puede existir un femicidio, aunque al inicio no haya sospecha de criminalidad.

22. Por ejemplo, los casos de suicidios de mujeres deben ser investigados bajo las indicaciones de este Modelo de Protocolo por tres razones fundamentales. En primer lugar, muchos suicidios son consecuencia de la violencia previa que han sufrido las mujeres. En segundo término, los suicidios son una forma habitual de ocultar un homicidio por parte de su autor, presentando la muerte de la mujer como un suicidio o muerte accidental. Finalmente, pueden ser un argumento usado por las personas a cargo de la investigación criminal para no investigar el caso y archivarlo como suicidio.

El Observatorio, respecto al fallecimiento de Florencia, resalta que “el informe expedido por el Juzgado Multifuero ahonda en detalles superfluos y deja muchas dudas todavía sin aclarar.  Desde Mumalá exigimos que la justicia actúe acorde al momento y se dispongan todas las herramientas estatales para esclarecer esta muerte violenta”.

Fuente Mumalá

Share.