Las empresas no bancarias de cobranza de impuestos y servicios quedarán habilitadas a partir del lunes para poder realizar su labor habitual según lo reglamentó el Banco Central de la República Argentina (BCRA) que facilitó el funcionamiento de los Rapipagos y Pago Fácil durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Hasta el momento, no se encontraban incluídas en el listado de exceptuados. El comunicado emitido por el Central, detalla que “las empresas de cobro de servicios podrán operar a partir del próximo lunes 20, cumpliendo las normas que garanticen la seguridad sanitaria de sus empleados y clientes de acuerdo a un protocolo definido por el Ministerio de Salud de la Nación, según una decisión que tomó el Directorio del Banco Central de la República Argentina”.

Cabe destacar que sólo se permitirán 8 facturas por cliente.

Share.