Tamayo se encontró con un Municipio fundido y en default

0

El intendente de la ciudad de San Luis, Sergio Tamayo, aseguró esta tarde que la gestión de Enrique Ponce, dejó una deuda superior a los $310 millones de pesos y que la situación de la Comuna, en términos económicos, es muy grave. Contablemente, el cuadro es de quiebra.

El jefe de la Intendencia, pese al drama, llevó tranquilidad a los trabajadores y dijo que sus empleos y salarios están garantizados.

En ese contexto adelantó que envió al Concejo Deliberante un proyecto para declarar una emergencia amplia: económica; administrativa; financiera y en materia de servicio público de transporte.

El escenario es de crisis muy grave, pero la flamante administración trazó una estrategia para dar una respuesta definitiva.

En ese contexto agobiante está nada y nada menos que el servicio de transporte urbano de pasajeros que lleva 12 días paralizados por una huelga de choferes porque no cobran sus salarios.

Sobre este conflicto Tamayo se mostró firme y dijo que no ofrecerá propuestas que caerán en menos de una semana. “Dennos tiempo, este es un problema que se arrastra desde muchos años y nosotros queremos dar una repuesta y solución definitiva”.

El gerente de Transpuntano, Claudio Grippo,  dio a conocer los números de la deuda de la empresa. “Mucha información surge de una estimación teniendo en cuenta que no se pudo acceder a los sistemas que utiliza la empresa actualmente, pero la deuda a hoy es de $50.182.294 a lo que se deben sumar los cheques a pagar en 2020 por $ 24.335.332 que ya fueron emitidos”.

Por ahora no hay vías de solución al conflicto de Transpuntano y todo indica que este martes,  tampoco habrá colectivos en la capital puntana.

En la UTA, convulsionada por estas horas por hechos muy graves en Buenos Aires, aseguran que no levantarán la medida hasta que los choferes cobren sus salarios.

Esta tarde Tamayo expuso el rojo Municipal durante una conferencia de prensa que se desarrolló en la Intendencia.

Share.