Bares clausurados y más de 130 detenidos por no cumplir con el distanciamiento social

0

Entre viernes y lunes hubo clausuras y personas demoradas en locales habilitados como resto – bar o confiterías porque no cumplieron con los protocolos sanitarios, el distanciamiento social y el uso de tapabocas para prevenir contagios de COVID-19.

Los operativos se desarrollaron en las ciudades de Villa Mercedes, San Luis y en la localidad de Potrero de los Funes. En esta localidad turística, las irregularidades se cometieron en una vivienda particular.

Producto de esos procedimientos, hubo un saldo de, al menos, 131 personas demoradas o detenidas a quienes se le abrió un sumario e investigación penal.  

En ese marco, el Departamento de Relaciones Policiales informó en su parte diario que según lo informado por el Jefe de la Comisaría Distrito 33 de Potrero de los Funes, Sub Comisario Eduardo Morán, este lunes 15 cerca de las 18:00 personal de esa dependencia tomó conocimiento por medio de vecinos de la zona del Acceso 14 al Circuito Internacional que en una vivienda particular de calle Los Eucaliptus s/n, se desarrollaba un encuentro social con la presencia de aproximadamente unas 30 personas.

“Concurren efectivos de la Comisaría 33° y motoristas del DRIM. Ya en el lugar, los uniformados piden hablar con el propietario. Los atiende un hombre que se identifica como responsable del inmueble y se establece, por dichos de concurrentes, que la reunión habría sido por un cumpleaños. Los uniformados constatan que en el interior del inmueble había 25 personas, entre hombre y mujeres, todos mayores de edad”, señalaron desde la fuerza de seguridad.

“Se consulta telefónicamente a Marcelo Bustamante Marone, Juez Contravencional y Correccional 1, quien dispone se labren las actuaciones por infracción al artículo 205 del Código Penal Argentino”, indicaron los efectivos.

Tomando los recaudos legales pertinentes en cuanto a las medidas de distanciamiento social, preventivo y obligatorio, a las personas se las traslada a la dependencia policial y luego de realizar las diligencias de rigor, horas después recuperan su libertad.

Villa Mercedes

El viernes a la noche se realizó un importante operativo entre provincia y municipio en la ciudad de Villa Mercedes, enfocado en controlar el cumplimiento de los protocolos establecidos ante la pandemia por el Covid-19 destinados a establecimientos gastronómicos.

Los controles se llevaron a cabo por parte de la Policía de la Provincia y dependencias municipales como Bromatología y Control de Inspecciones, dependientes de la Secretaría de Gobierno.

El titular de esta última repartición, Diego Ochoa, confirmó que “durante el recorrido se procedió a la clausura del establecimiento denominado ‘Mapa’ (Tucumán 66), tras establecer el incumplimiento de los protocolos creados por el Comité Crisis provincial, observando contravenciones como la falta de uso de tapabocas, de distanciamiento social y registro de trazabilidad, entre otros. Las actuaciones consecuentes alcanzarán tanto a los propietarios del comercio como a las personas que se hallaban en el lugar”.

En San Luis

El comisario Sergio Chareun informó que en Chacabuco 671 de la ciudad de San Luis se realizó un procedimiento, donde funciona el resto – bar, luego de tomar conocimiento a las 23:00 del sábado que un grupo de personas se encontraba en el lugar sin respetar el distanciamiento social obligatorio ni otros aspectos del protocolo exigido como prevención del coronavirus.

Con personal de la Comisaría 1ª e inspectores municipales constataron que dentro del local no se respetaban las distancias y que la cantidad de personas sobrepasaba la cantidad de mesas y sillas disponibles, como tampoco cumplían una serie de exigencias municipales.

“Realizamos la detención de 106 personas, que fueron trasladadas a la Jefatura Central de Policía y se dio conocimiento al juez interviniente”, señaló el comisario Chareun y detalló que se están labrando distintas actuaciones, ya que lo menores que se encontraban entre los detenidos fueron entregados a sus padres, mientras que el resto quedó detenido por violación al artículo 205 del Código Penal.

“Con testigos, comprobamos que no sólo no había distanciamiento físico, sino que tampoco existía el requisito municipal de sólo permitir el ingreso del 25% de la capacidad del local, que estaba casi colmada, con más de cien asistentes”, añadió el oficial.

Share.