El Jefe de la Policía de San Luis, Comisario General José Darío Neira, resolvió pasar a disponibilidad a cuatro efectivos de la fuerza de seguridad que prestan servicio en la Comisaría de Buena Esperanza porque participaron de una fiesta privada y violaron el aislamiento social, preventivo y obligatorio establecido para prevenir la propagación del coronavirus.

Los agentes cesanteados son el Oficial Ayudante Dayan Yamil Miranda; Agente Laureano Miguel Lucero, Agente Brandon Daniel Alí y Agente Andrés Carlos Hartfield.

“Dichos actuados se inician mediante informe elevado a esta Jefatura Central de Policía por el Jefe de la Unidad Regional IV, mediante en el cual da a conocer que, el día domingo 19 del corriente, en horas de la madrugada, personal de guardia de la Comisaría Distrito 19°, es requerido a través de un llamado telefónico anónimo, en un domicilio ubicado en calle Pedernera y Sarmiento de esa localidad, ya que en el mismo se estarían incumpliendo las normas de aislamiento social, preventivo y obligatorio establecidas en el D.N.U. N° 297/20, a las cuales ha adherido nuestra Provincia”, señalaron desde Jefatura en un comunicado de prensa.

“Se constató que en el interior de la vivienda se encontraban varias personas, y de su identificación surge que, entre ellas estaban los efectivos mencionados”, precisaron.

Por este hecho tomó intervención ayer la Jueza de Instrucción Correccional y Contravencional N° 2 de la ciudad de Villa Mercedes, María Antonela Panero de Magnano.

Fuente Policía de San Luis

Share.