Fernández responsabiliza a gobernadores por crecimiento de contagios y no descarta volver al ASPO

0

El presidente, Alberto Fernández, admitió esta mañana que no descarta endurecer las restricciones si continúa este aumento de casos de coronavirus y hasta advirtió que podría volver a instaurar el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) a partir del 31 de enero.

En un reportaje que publica el diario Infobae Fernández dijo que monitoreará “día a día” los informes que el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, realice de la situación epidemiológica en cada provincia y qué acciones están tomando los jefes provinciales.

Según ese medio porteño, el Presidente ya tenía un borrador de Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que imponía penas de prisión de seis meses a dos años, establecía importantes multas y ordenaba el secuestro de los vehículos que quebraran la prohibición de circular de noche. “Pero encontró resistencia política y optó por transferir a los gobernadores la facultad de decidir las medidas para enfrentar el rebrote del COVID-19”.

El Presidente instruyó a  González García que prepare un informe diario -provincia por provincia- para determinar si hay quiebre de los parámetros técnicos y si el gobernador respectivo adoptó las medidas necesarias para cerrar la brecha y evitar un rebrote geométrico del COVID-19.

“Yo les transferí la responsabilidad porque algunos gobernadores no aceptaron los términos prohibitivos de mi plan, pero ahora tienen que cumplir con el decreto reglamentario. No hay una recomendación de la Nación a los gobernadores, hay una norma que deben cumplir sí o sí”, afirmó Fernández.

“Todos los días les voy a publicar qué hicieron y que no hicieron. Que se hagan cargo. El rebrote es muy fuerte, y las medidas hasta ahora son muy livianas”, sentenció.

-¿Por qué son livianas?, le preguntaron al Presidente Olivos.

-Si vos cerrás a la una de la madrugada los bares y restaurantes, y no prohibís la circulación, los pibes se van a las fiestas privadas y los contagios continúan. Por eso son muy livianas.

Fernández adelantó que publicará todos los informes de Ginés González García, aunque implique poner en una situación incómoda al gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof.

La actual etapa de “Distanciamiento Social, Preventivo y obligatorio” (DISPO) concluye el próximo 31 de enero y el Presidente aprovechará esa ocasión para establecer la situación sanitaria de la Argentina. A partir de allí no descarta ninguna variable técnica: inclusive volver al ASPO por fases y hasta insistir con la prohibición de la circulación nocturna.

Fuente Infobae – Télam y Román Lejtam

Share.