La obligatoriedad del uso de barbijos o “tapa bocas” empieza a ser una modalidad cada vez más aplicada en distintas provincias y municipalidades de Argentina como medida preventiva para evitar contagios de coronavirus.

En el caso de San Luis, una de las primeras en aplicarlo es la Municipalidad de Tilisarao, cuyo intendente, Jorge Fernández, decretó este jueves la “obligatoriedad de la utilización de mecanismos de protección nasal y bucal en toda su jurisdicción”.

“Esta normativa regirá mientras se considere necesario en atención a la situación epidemiológica existente, en todo lugar de circulación publica y/o espacio donde concurra el público en general, tales como bancos u otras entidades financieras, supermercados almacenes y afines, estaciones de servicio, locales comerciales en general y transporte público de pasajeros, siendo esta enumeración meramente enunciativa”, señala la norma local en sus considerandos.

Share.