Hoy comienza el proceso de transición en el gobierno provincial

0

Lo anunció este mediodía el gobernador electo de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, en un encuentro que mantuvo con periodistas de la Provincia en la sede del PJ. Habló de todos los temas. Los periodistas le preguntaron desde su faceta en el teatro, política y de cuestiones netamente de Estado


 

Alberto Rodríguez Saá, gobernador electo con el 56% de los votos en las elecciones del último domingo, se reunió y habló con medios de comunicación de toda la Provincia sobre lo que será su gestión al frente del Ejecutivo y realizó un balance del resultado de los comicios.

No esquivó ninguna pregunta y admitió que se vive un clima histórico diferente a sus anteriores mandatos. También reconoció que el teatro “lo sacó de la burbuja” y que su estudio en el TIM (Teatro Independiente de Mercedes) le permite mirar las cosas de la vida con más simpleza y humildad.

En el terreno político, Rodríguez Saá, valoró los resultados obtenidos por su fórmula el domingo pasado. “Lo hicimos sin plata, con una sola palabra `puntanidad´, y estamos orgullosos de eso”.

Ya como estadista y respecto al armado de su Gobierno que empieza el 10 de diciembre, el Gobernador electo dijo que “habrá reducciones de ministerios” y descartó que se vuelva carteras como las que creó en 2003 cuando asumió su primer mandato.

Insistió con ese término: reducción, es decir está en su agenda achicar ministerios o fusionar carteras según las necesidades de las políticas públicas que instrumentará.

No dio nombres de  posibles funcionarios y sí anunció que este jueves comienza la transición, es decir arrancan los encuentros con los funcionarios actuales para conocer el estado de la administración. En otros términos, Rodríguez Saá empezará a tomar contacto de cómo deja la Provincia la gestión de Claudio Poggi, especialmente en materia económica, de reservas, deuda y proyectos de envergadura.

En ese plano, hizo especial reconocimiento y lo calificó como “un gesto” la decisión de la Legislatura Provincial de rechazar el proyecto de presupuesto 2016 porque se hace necesario que el nuevo gobierno pueda conocer en profundidad esas previsiones y corregir lo que haya que corregir en función de los planes que impulsará.

Otro de los temas en que se detuvo y explayó fue educación. Dijo que la cuestión tiene varias patas como el salario, la calidad educativa y la innovación.

Respecto a lo primero, prometió establecer un mecanismo para discutir ese punto con seriedad.

La calidad educativa reconoce que lo desvela y su posición crítica al respecto lo ha llevado a fuertes enfrentamientos con los sectores docentes, porque él impulsa “la innovación” o la apertura de nuevas experiencias y métodos para alcanzar esa jerarquía y esto genera en algunos reductos del magisterio puntano rechazos a resistencia a las reformas.

“El docente debe innovar, tiene que explorar otros métodos, enseñar desde lo lúdico, el juego, pensar que ellos están educando para el futuro”, observó.

Un párrafo aparte le dedicó a la seguridad. Sentenció que en su Gobierno se terminará la “fiesta del incumplimiento”. Adelantó que quiere una policía al servicio de la gente y eficiente.

Entre todo este abanico de temas, incluyó el Carnaval de Río en San Luis, el cual anunció que seguirá aunque no piensa autorizar el pago de figuras de Buenos Aires o el exterior. “El carnaval es una fiesta de los pobres y la viviremos como tal”, expresó y volvió con su slogan de campaña, esto se llama “Puntanidad”.

El encuentro con los medios de comunicación se produjo en horas del mediodía en la sede del Partido Justicialista de la ciudad de San Luis.

Allí estuvo acompañado por el vicegobernador electo, Carlos Ponce; la senadora provincial reelecta en su cargo, María Angélica Torrontegui y la ministra de Turismo, Liliana Bartolucci.

Yamila Fernández

Share.