La droga en San Luis ya no puede ser vista como un tema secundario

0

Ayer la Policía anuló cuatro centros de distribución de estupefacientes. Detuvo a seis personas y secuestraron varios elementos vinculados a este delito. Todos los días hay operativos con resultados positivos y los procedimientos terminan poniendo sobre la superficie un drama social alarmante: el consumo de drogas es cada vez mayor en San Luis y eso va de la mano del tráfico


 

El problema del consumo de drogas y el tráfico de estupefacientes en la Provincia está alcanzando niveles preocupantes y los procedimientos antidrogas que realiza la Policía terminan confirmando que se está ante un fenómeno que se desconoce si quienes lo deben combatir están realmente preparados para darle batalla y ganarla.

Mostrando Noticia Unica foto 3.jpg

Ayer la Policía y los grupos antinarcóticos de la fuerza de seguridad local dieron un golpe importante contra la venta de drogas al lograr anular cuatro puntos ubicados en San Luis y la villa turística de Merlo.

Mostrando Noticia Unica foto 4.jpg

En los procedimientos detuvieron a seis personas (tres hombres y tres mujeres) y secuestraron más de siete kilos de marihuana y casi medio kilo de cocaína.

El operativo se concretó este sábado, pero la investigación, según revelaron desde la Jefatura Central, viene desde hace varios meses.

Mostrando Noticia Unica foto 7.jpg

Mañana lunes en esa Jefatura habrá una conferencia de prensa para dar detalles de lo que la fuerza considera exitoso y en los hechos lo es.

El delito de la venta de droga y el problema del consumo están generando en la Provincia, y particularmente en las principales ciudades como San Luis, Villa Mercede y Merlo, guerras entre pandillas que venden estupefacientes en barrios marginales y no tan marginales.

Mostrando Noticia Unica foto 9.jpg

Hace unas semanas especialistas en estos temas compararon este drama con la gripe. “La droga no mira clase social, es como la gripe, está en todas partes”.

Mostrando Noticia Unica foto 10.jpg

Sin dudas que el poder político e institucional tanto en el orden nacional como provincial tienen responsabilidades en estas cuestiones. No está en duda la decisión de atacar este delito, pero como dice el Dante “el infierno está lleno buenas intenciones”.

Yamila Fernández

Share.