La expedición argentina en el Everest no pudo llegar a la cima, pero nos dejaron una lección de vida, de esfuerzo y optimismo

0

Dejo la objetividad que impone u obliga mi profesión de periodista para otros temas, no para los que forman parte de mi propia existencia como es la montaña. La noticia es que la expedición argentina en el Everest integrada por Ricardo Birn, Andres Pariz y Germán Braillard no pudo hacer cumbre, estuvieron a escasos metros de la cima. La pelearon hasta el final, lo intentaron de todas formas, pero no se pudo.

Aclaro que lo hicieron sólos, sin sherpas de altura y acarreando todo su equipo sobre sus propias espaldas.

Si uno lee el titular a secas “… no hicieron cumbre”, suena a fracaso, a no lo lograron. Pero eso sería ver el vaso medio vacío y un acto de injusticia para con estos tres montañistas.

Estuvieron a menos de 200 metros de llegar a la meta y debieron replegarse. En ese monte, el más difícil del mundo, dejaron todo e hicieron lo humanamente posible. Los que hacemos montaña, digerimos en silencio el trago amargo cuando no alcanzamos la cima, porque obvio escalamos para llegar. Pero también lo hacemos para volver y una sola cosa nos hace levantar la mirada otra vez: saber que nos esforzamos por lograrlo y que por causas ajenas a nuestra voluntad no cubrimos el objetivo.

Subir montañas es la vida misma.

Ricardo, Andrés y Germán, sepan que lo lograron.

Respecto a la expedición se informó oficialmente que “luego de haber alcanzado la cota máxima de 8700m, por encima del balcón y debajo de la cumbre sur, debieron retroceder en su intento de alcanzar la cumbre, en la mañana de hoy (sábado) por causas que aún no conocemos. Una razón podría haber sido la hora en alcanzar dicho punto. Convengamos que en estos momentos, en las cortísimas ventanas de buen tiempo, el tráfico por aquél sector es extremadamente excesivo y aquellos montañistas -como la expedición Argentina- que acceden por sus propios medios, sin sherpas de altura y acarreando todo su equipo, pueden verse perjudicados por estas demoras. Estimamos que quizás algo de eso pudo haber habido, no obstante nos estaremos enterando y por supuesto ampliaremos la noticia cuando contemos con mas información en dos o tres días”.

“Lo importante es que Ricardo Birn, Andres Pariz y Germán Braillard se encuentran bien y descendiendo de la montaña. Con su enorme experiencia en ella, han podido bajar rapidamente de un solo tiron, desde la máxima altura (8700m) hasta los 7200 del Campo 3 donde se encuentran en estos momentos descansando”, precisaron.

“Mañana (por el domingo) proseguirán con el descenso hasta C2 o probablemente algo mas abajo. Destacamos lo que dijimos antes: Sin sherpas ni apoyo, con toda la carga sobre sus hombros, 8700m, todo un triunfo”, concluye el documento.

Share.