Los Deja Vu del Banco Supervielle y su impunidad frente a clientes

0

Utiliza a su antojo el dinero de sus clientes, toma efectivo de cuentas para pagos de débitos antes de las fechas de vencimientos y genera desordenes en los saldos de quienes tienen una programación económica


 

El Banco Supervielle toma dinero de los saldos de sus clientes para débitos automáticos antes de los vencimientos establecidos, lo cual genera perjuicios económicos a quienes tienen programaciones económicas en función de un dinero que creen tener a su favor pero la entidad ya lo utilizó para un pago.

La maniobra tiene parcialmente amparo en  la letra chica del contrato de débito automático que suscribe el banco con el cliente, quien aparece en ese instrumento autorizando que se le saque de su saldo para pagar, por ejemplo una tarjeta de crédito o un préstamo. Y también se justifican en reglamentaciones del Banco Central, que dejan una puerta abierta, pero no del todo, para esto, que visto con los ojos de las leyes de defensa al consumidor, bien podría ser considerado un abuso, por parte del más fuerte, en este caso, el banco.

Un caso concreto. El pago de una tarjeta de crédito, tiene día de cancelación el 2 de febrero, pero cómo se explica que la entidad entre a la cuenta del cliente tome el dinero depositado y pague 72 horas antes del vencimiento de ese compromiso.

Quienes llevan una programación económica tienen en sus agendas financieras que  el 2 de febrero  deben tener el dinero para pagar, se supone que hasta ese día los saldos a favor son de libre disponibilidad del cliente. Pero no es así para el Supervielle.

De hecho la foto de este comprobante es contundente. En la consulta de últimos movimientos realizada en un cajero automático el día 31 de enero aparece como movimiento de débito el día 2 de febrero el pago de tarjeta.

¿Quién puede explicar semejante situación? Ticket emitido un 31 de enero 22:00 ya muestra una operación como si estuviera el banco en el 2 de febrero.

Es al menos una situación irregular que atenta contra la economía de las personas. Porque este cliente bien podría haber tenido programado sus gastos en función de un saldo que disponía, y el banco se encargó de sacárselo.

Supervielle es el agente financiero de la Provincia. Monopoliza todas las operaciones bancarias del Estado y mantiene cautivo a más de 70% del mercado financiero puntano, pero es considerado por la opinión pública y los propios la entidad en cuanto a la calidad de los servicios. A la mala atención, también se suman maniobras que perjudican la economía d ela gente

No hace falta referenciarse en encuestas muy sofisticadas de imagen para saber que el Banco Supervielle es la peor entidad financiera en materia de atención al público y en calidad de servicios. La opinión generalizada de la gente es así. Programar un trámite en esa institución es prepararse para ir al mismo infierno.

Supervielle concentra el ciento por ciento de las operaciones bancarias de la Provincia porque es el agente financiero del Estado. Allí cobran todos empleados públicos, pasantes, trabajadores del Plan de Inclusión, becas de estudios, subsidios, planes asistenciales y todos los pagos a proveedores. Todo concentrado en una sola entidad.

Otro dato que debería llamar la atención es el nivel de endeudamiento que han contraído la inmensa mayoría de los trabajadores del Estado, unos más otros menos, tienen atada una deuda con este banco, también el más caro del mercado.

Es obvio el colapso humano. No hay manera racional de atender bien ante tanta cantidad de personas que se vuelcan a mismo punto.

Sin embargo parece tener garantizada su impunidad. No hay ningún organismo ni nacional ni provincial que le haga respetar las normas de defensa al consumidor y las regulatorias de entidades financieras.

Share.
SELECCIONÁ IDIOMA