Policías, inspectores municipales y bomberos, megáfono en mano piden a la gente que mantengan distancia

0

¿Hijos del rigor? La situación epidemiológica de Argentina como de casi todo el planeta es crítica por la pandemia de COVID-19. En el país se ingresó en el proceso denominado “pico” con foco en Buenos Aires ciudad y conurbano.

En San Luis el estatus sanitario es óptimo porque no hay circulación comunitaria del virus. De hecho la Provincia contabiliza más de 60 días sin casos positivos de coronavirus. Por eso es clave el cuidado, que empieza por cada uno.

En territorio puntano rige por disposición nacional el “distanciamiento social, preventivo y obligatorio” y el uso si o sí de tapabocas.  Pero el cumplimiento de esas disposiciones es irregular y un número importante de personas omite esa responsabilidad para protegerse y proteger a los demás.

Por eso, en especial en el centro de la ciudad de San Luis, se dispuso un operativo del que participan inspectores de la Municipalidad, bomberos y policías que hacen “marca personal” de la gente.

“Mantenga la distancia por favor… use tapabocas… respete los dos metros de distancia”, son las  frases que a cada minuto salen de un megáfono portado por alguno de esos agentes públicos. En este escenario, vale destacar la tarea de estos servidores, que ponen su propia salud en riesgo en pos de controlar y exigir a la gente que respete las medidas y protocolos para evitar contagios de COVID-19.

Share.