Procesión Cívica, casi 100 años de una gesta patria juvenil

0

Este domingo a la noche se realizó el tradicional desfile de antorchas que desde hace 98 años organiza la Escuela Normal. Como cada 24 de mayo se hace en vísperas de las celebraciones por el aniversario de la Revolución de Mayo


 

Anoche se realizó la 98º Edición de la Procesión Cívica de la Escuela Normal Juan Pascual Pringles, donde este año los estudiantes de sexto año marcharon bajo el lema “Que la Juventud sea el faro que guíe los caminos de la Patria anhelada”.

Las actividades comenzaron a las 18:30 en el edificio de la Escuela. Allí el Rector de la Universidad Nacional de San Luis, Félix Nieto Quintas, y la Rectora de la Escuela Normal, Myriam Villegas, recibieron a las autoridades provinciales, municipales, militares y eclesiásticas que participaron de la procesión.

Hoy la patria cumple 205 años y los jóvenes de la Escuela Normal lo celebraron con la realización de la Procesión Cívica como lo hacen desde 1918. El acto inició en el Hall de las Banderas, en el primer piso de la Escuela, donde actuó el coro estable “Maestro Augusto Müller”.

La ceremonia continuó en la intersección de las calles Avenida Presidente Illia y Mitre, lugar donde se encontró el palco de autoridades. Las antorchas se encendieron y se homenajeó a la patria. Acompañaron a las autoridades, docentes y estudiantes de la Escuela Normal, las escuelas Lucio Lucero, Cristo Rey, Álvarez Condarco, Paula Domínguez de Bazán, y Domingo Faustino Sarmiento.

Al ritmo de la banda musical de la Policía provincial, se entonó el Himno Nacional, el Himno al Coronel Pringles y la marcha de San Lorenzo. La Procesión Cívica Normalista constituye una reflexión sobre el camino recorrido desde el 25 de mayo de 1810 hasta la actualidad y representa una revisión de aquellos errores y valores de quienes dedicaron su vida por la lucha de la libertad.

La ceremonia contó con una carroza, realizada por los estudiantes con material reciclado, en la que simbolizaron su deseo de orientar a la nación en igualdad, solidaridad, libertad, democracia, justicia y unión. La carroza estuvo escoltada por una bandera nacional gigantesca que fue transportada por alumnos de 5to y 6to grado del primario, mientras que alumnos de 4to grado acompañaron a la carroza con globos celestes y blancos.

“Estoy aquí, a 98 años de aquella primera marcha, aquella primera experiencia fundante donde un grupo de jóvenes, sin imaginar lo que estaban iniciando, esperaban en vigilia en la plaza-en aquel entonces Plaza de las Flores-la llegada del 25 de Mayo”, expresó el rector, Félix Nieto Quintas. “Estoy aquí como Rector, como docente, pero por sobretodo como egresado de esta Escuela centenaria, haciendo honor a esta tradición, a este legado inmaterial que da identidad a nuestra Escuela”, sostuvo.

En su discurso resaltó la historia de esta tradición normalista y remarcó que ha sido la labor de la Escuela por 139 años formar jóvenes capaces de defender sus derechos, de materializar el pensamiento de Mariano Moreno aún vigente después de 200 años para convertirse en ciudadanos responsables del lugar que ocupan en la sociedad, hacedores de la historia como lo fueron los hombres que votaron el inicio de la independencia del país en 1810. “Acompañamos en esta procesión cívica a los alumnos del último año de la escuela, que reviven y revalorizan año a año los valores de libertad y cambio, que albergan los corazones de aquellos hombres que hicieron nuestra historia”, destacó el Rector.

Luego de encender las antorchas, junto al gobernador, Claudio Poggi, comenzó la procesión por el centro de la ciudad. Más de un centenar de personas se congregaron en la Iglesia Catedral, lugar donde el desfile patrio realizó su primera parada. En esta oportunidad el obispo Pedro Martínez realizó una bendición a la juventud sanluiseña. Luego la alumna de 6º año, Virginia Ortiz, se dirigió al público en representación de la promoción 2015.

El recorrido continuó hasta llegar nuevamente al punto de partida. De la ceremonia participaron ex alumnos, ex docentes y ex no docentes quienes representaron el testimonio vivo de que la procesión cívica permanece y perdura. Asimismo se hizo presente el público en general y familiares de los estudiantes.

El acto finalizó con la entrega de antorchas a los estudiantes de 5to años quienes serán los encargados de mantener viva la llama patriótica. La entrega la realizaron los organizadores de esta 98º edición de la procesión cívica normalista.

Fuente: Prensa UNSL

Share.