Por disposición del Ministerio de Salud, homosexuales podrán donar sangre

0

La medida generó polémica y rechazo por parte de organizaciones de profesionales médicos. La normativa nueva “sobre donación de sangre es más segura, igualitaria y antidiscriminatoria ya que plantea entre otras cosas la entrega a los donantes de un cuestionario para la autoexclusión pre-donación que no invade la privacidad y destierra la práctica que rigió hasta ahora, que excluía a los homosexuales, sólo por su condición, de la posibilidad de donar sangre”, señalaron desde esa cartera


Con esta medida presentada hoy por el Ministerio de Salud de la Nación, la cartera sanitaria plantea un cambio de paradigma al sustituir la categoría de «grupo de riesgo» por la de «situación de riesgo incrementado para una posible donación».

Además, la iniciativa prohíbe a los bancos de sangre y a los hospitales públicos y privados exigir donantes de reposición, o sea, exigir a los pacientes y sus familiares que consigan donantes ante un tratamiento ambulatorio o quirúrgico.

Las nuevas resoluciones fueron presentadas hoy en la sede de la cartera sanitaria nacional por el ministro de Salud, Daniel Gollan, junto con otras autoridades del área, del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, del Instituto contra la discriminación (Inadi), y con infectólogos y organizaciones que luchan por los derechos de la diversidad sexual.

En este marco, el ministro resaltó que a partir de esta resolución «la donación de sangre en Argentina va a ser más segura que lo segura que ya era», y precisó que «esto está tan avalado científica y técnicamente que realmente cuesta creer que algunos (científicos) pretendan plantear una polémica sobre esto, como apareció hoy en algunos medios, cuando además firmaron por unanimidad el acuerdo para que esto se lleve adelante en la Comisión Nacional de Sangre».

Gollan destacó la importancia de que desde el Ministerio «no estigmaticemos ni generemos ninguna conducta que provoque tensión en un lugar donde no debe haber tensión», y añadió que «una persona puede tener cualquier orientación sexual y eso no la convierte ‘prima facie’ en peligrosa para nadie».

Dijo que el concepto de «grupo de riesgo» es discriminador: «Debemos resguardarnos de las personas de cualquier condición que haya incurrido en una conducta de riesgo. Esto es lo que planteamos en esta nueva normativa que estamos poniendo en marcha, y es desde el punto de vista de género, un derecho más que debemos ampliar y reconocer para terminar con la discriminación en nuestro país», afirmó.

El funcionario recordó además la importancia de que «la ley hay que cumplirla, y en nuestra ley el sistema es voluntario, no es obligatorio».

En tanto, el infectólogo Pedro Cahn, de la Fundación Huésped, también destacó la mayor seguridad que adquieren las donaciones de sangre en el país con estas nuevas medidas «porque ahora vamos a tener una autoexclusión por la conducta y no una exclusión forzada por una cuestión estigmatizante y discriminatoria».

El especialista enfatizó que la fundación «viene trabajando desde hace 27 años en la lucha contra el sida y otras enfermedades infecciosas».

«Nosotros no estaríamos sentados aquí si tuviéramos la más mínima duda de que esto pudiera conllevar algún peligro para las personas que tienen que recibir transfusión de sangre», sostuvo.

El infectólogo destacó que «es muy importante que los medidos transmitan este mensaje porque si esto se transforma en una cuestión polémica, plantea dudas y puede llevar a que si mañana alguien se tiene que operar va a pensar que le van a transfundir sangre insegura, y es todo lo contrario, la sangre ahora es más segura».

Por su parte, el secretario de Derechos Humanos, Martín Fresneda, dijo que para tomar decisiones como éstas «hay que tener coraje y conciencia, dos características que tiene el ministro de Salud», y expresó que con esta normativa «los derechos y la ciencia le ganan al prejuicio».

Manifestó que «estas transformaciones son de paradigmas, se construyen desde el punto de vista científico y jurídico en relación a los derechos, por eso también hay que reconocer a todas las organizaciones que desde su lucha plantearon una política pública acertada», dijo en relación a la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), 100% Diversidad, La Cámpora Diversia y Putos Peronistas, organizaciones que se encontraban presentes durante el anuncio.

En tanto, Pedro Mouratian, titular del Inadi, señaló que «esta decisión es una medida reparatoria de una lucha de hace muchos años, y quienes venimos trabajando en esto desde hace más de 10 años conjuntamente con las organizaciones, sabemos las dificultados que hubo».

Este es «un hecho que nos iguala», continuó el funcionario, y consideró: «Nos sentimos orgullosos de formar parte de este desafío que significa una nueva mirada respecto a la donación de sangre».

Mientras hay organismos y organizaciones que lo celebran, otros todavía lo ven con reticencia, como la Asociación Argentina de Hemoterapia e Inmunohematología, que con el apoyo de la Academia Nacional de Medicina, sostiene que permitir que los hombres gays donen sangre aumentará el riesgo de los pacientes que la reciben adquieran más enfermedades de transmisión sexual, como el sida.

 

Share.
SELECCIONÁ IDIOMA