Propietarios de estaciones de servicio “piden auxilio” para frenar el cierre masivo

0

El presidente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la Argentina, Carlos Gold, dio a NA detalles de las propuestas empresarias


La cantidad de estaciones de servicio se redujo 30% en los últimos quince años a pesar del enorme crecimiento del parque automotor registrado en ese período y, para enfrentar este panorama, los empresarios del sector exigen una ley que regule la actividad.

Así lo señaló el presidente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la Argentina (CECHA) Carlos Gold, quien recientemente asumió ese cargo.

En diálogo con NA, Gold explicó que “a partir de 2005, los costos operativos, en particular los salarios, comenzaron a incrementarse en forma significativa. Por otra parte el precio de los combustibles se mantuvo congelado durante varios años. Por tratarse de una actividad que opera las 24 horas del día, los 365 días del año, la incidencia del costo laboral es muy importante, a punto tal que puede tornar inviable en negocio”.

“Desde marzo de 2005 a marzo de 2015 los salarios subieron más de 1.900 por ciento, en tanto que los combustibles aumentaron alrededor de un 600 por ciento. Esto originó un desfasaje entre ingresos y egresos que llevó a muchas pequeñas empresas a la imposibilidad de seguir operando”, añadió.

El dirigente comentó que “otras actividades también experimentaron incrementos salariales similares, pero la diferencia radica en que mientras esas actividades tienen la posibilidad de adecuar su margen en función de sus costos operativos y las condiciones del mercado, en el caso de las estaciones de servicio el margen es fijado en forma directa o indirecta por las empresas petroleras, dependiendo del sistema de comercialización utilizado”.

“A eso hay que sumarle las erogaciones impositivas de todo tipo (por ejemplo en la operación de compraventa se tributa Ingresos Brutos sobre la base del importe neto más el impuesto interno -impuesto sobre impuesto- y los márgenes de comercialización escasos, que ha erosionado paulatina y constantemente la economía del sector, incrementando el punto de equilibrio hasta llegar hoy prácticamente a los 350.000 litros, o sea un 75% más que años atrás”, advirtió.

De acuerdo con un informe elaborado por CECHA, en los últimos 15 años se ha dado en el país una situación paradojal: mientras las políticas basadas en el consumo interno motivaron el crecimiento exponencial del parque automotor en el país, pasando de 10.147.931 millones de unidades en 2000 a 13.580.831 millones en 2015, el acceso al expendio de combustibles se volvió cada vez más limitado por el cierre continuo de estaciones de servicio.

Share.