Buena Esperanza: Dos cazadores furtivos detenidos

0

El procedimiento fue realizado por la Brigada Rural durante recorridos por la autopista Nº 55 a unos 10 km de la localidad de Buena Esperanza. Observaron una camioneta Ford Ranger, de color azul,  que se desplazaba al norte con tres personas a bordo


Mostrando IMG-20150319-00733.JPG

Desde el Departamento de Relaciones Policiales indicaron que el conductor detiene su marcha y desciende uno de los ocupantes, cruza la autopista e ingresa al lote 25, perteneciente un coto de caza privado de  la estancia La Dulce. Posteriormente esta persona  sale a la autopista sacando del interior del campo dos cabezas de ciervo y sube a la camioneta Ford Ranger  continuando  su marcha por la referida autopista al sur.

Los policías, con el objetivo de interceptar a los cazadores furtivos, coordinan un operativo donde se recorre por un lado la Autopista Provincial nº 55 y por otro  la ex Ruta provincial Nº 14, ubicada  detrás del centro urbano de  la localidad de Buena Esperanza.

Minutos después, en la ex Ruta provincial 14 interceptan  la camioneta  e identifican a dos hombres: uno de  40 años, domiciliado en  San Javier Yacanto y otro de  59 años con domicilio en Las Tapias de la provincia de Córdoba quienes niegan en todo momento que había otro ocupante en el rodado.

Efectivos del Cuerpo Vial Nº 4 y de la Comisaria Dtto. 19º  interceptan,  entre la Estancia  San Juan y  la Estancia El Verano, distante a ocho km de  esa localidad, a la persona buscada, quien luego de ser  identificada,  resulta tener 26 años de edad, oriundo de la localidad de Buena Esperanza, el que se desempeña como  guía de caza.

Éste les relata a los policías que  los ocupantes de la camioneta al ver la presencia policial lo  hacen descender del  utilitario  y tiran las cabezas de ciervo.

Se secuestra, en presencia de testigos hábiles: dos cabezas de ciervo Colorado, un  fusil, una mira telescópica, un cuchillo, una chaira, un prismático, catorce proyectiles calibre 30 y  06  y cuatro vainas servidas. Como también así se procedió al secuestro del rodado donde se conducían estas personas, encontrándose pelos de ciervo y manchas de sangre.

 

Share.