Con clases abiertas, en San Luis celebrarán el Día Internacional del Yoga

0

Este año el 21 de junio se celebra en todo el mundo el Día Internacional del Yoga por resolución de la Asamblea  de Naciones Unidas en 2014. Y en San Luis la fecha no pasará desapercibida y habrá diversas actividades.

Desde una de las escuelas donde se desarrolla la disciplina de Yoga Vital señalaron que para conmemorar ese día se dictarán clases abiertas.

Las mismas 16 de junio en el Jardín Maternal de la Universidad Nacional de San Luis a las 13:30.

21 de Junio Día Internacional del Yoga

A partir de 2015, cada 21 de junio será el Día Internacional del Yoga, según lo dispuso hoy la Asamblea General de la ONU en una resolución promovida por más de 170 Estados miembros.

En palabras de Álvaro Mendonça e Moura, quien presidió la sesión del máximo órgano de debate de Naciones Unidas, el apoyo abrumador al texto hace patentes los beneficios tangibles e intangibles del yoga que atraen a tanta gente en todo el mundo.

Mendonça e Moura recordó que durante siglos, millones de personas de las más diversas procedencias han practicado esa disciplina india, reconociendo su valor único de unidad entre el cuerpo y la mente.

“El yoga une el pensamiento y la acción armónicamente, encarnando un enfoque holístico de salud y bienestar”, apuntó.

Finalmente, Mendonça e Moura felicitó a la delegación de la India y al primer ministro de ese país, Shri Narendra Modi, por la iniciativa presentada a la Asamblea en septiembre pasado de dedicar una jornada mundial a la promoción del yoga.

 

Breves referencias de la importancia de Yoga Vital

La meditación es un estado de conciencia expandido

“Si fuera necesario elegir una sólo cosa del universo del yoga, eso sería la meditación. Todo, absolutamente todo lo que hacemos en yoga, es para sostener cada vez más ese estado meditativo”, señaló Jorge Bidondo

 

MEDITACIÓN PRIMARIA

 

Antes de seguir leyendo y cargando tu mente con conceptos, intenta esta extraordinaria técnica de meditación con la firme convicción que lograrás su objetivo, aunque más no sea por un instante. Pon en juego toda tu energía y capacidad, con la seguridad de que puedes hacerlo.

Respira muy profundo y con los ojos cerrados exhala por la boca muy lenta y gradualmente, imaginando que frente a tí está la llama de una vela a la que deseas hacer oscilar pero sin apagarla. Repite varias veces este ejercicio respiratorio hasta que te relajes completamente.

Siéntate contigo mismo para llegar al altar secreto de tu ser, para acceder a la mente profunda que es espejo que refleja tu esencia, para tratar de conocer al hablante, al vidente, al oyente, al pensador, para viajar por tu espacio interior liberándote de la influencia de los órganos sensoriales, vaciándote de todo para llenarte de tí mismo.

Vas a tratar de ver el rostro del que está más cerca de tí, tanto dentro como fuera tí; tu fuente y tu origen, tu alfa y tu omega, tu piel y tu inteligencia creadora, lo más burdo, lo más sutil, la energía omniabarcante, el testigo imperturbable. Fluye. Ve a su encuentro que es tu encuentro.

Absórbete en él que es absorberte en tí mismo. Reconócelo brillando imperturbable en tu mente y en tu corazón.

Abandónate, déjate caer en sus brazos reconfortantes.

Confía en tí mismo pues eres él; confía en él pues eres tú mismo.

Mantén una actitud de paz, de felicidad, de agrado, de alegría por haberte encontrado.

Nota: Puedes grabar el texto de la meditación dejando los tiempos que sean necesario entre cada frase y luego poner tu propia cinta para evitar el tener que memorizarlo.

También puedes conseguir un CD especialmente grabada para esta y otras meditaciones en la “Escuela Latinoamericana de Yoga” o los centro de Yoga Vital

MEDITACIÓN Y LIBERTAD INTERIOR

El trabajo que propone el yoga va desarrollando la introspección, la percepción interna, la captación de la realidad más allá de los contenidos psicomentales, los filtros y los moldes socio culturales.

Este trabajo interior elaborado por el yoga, que exige toda una transformación interna y una alquimia interior revolucionaria, se proyecta hacia aquel núcleo del individuo, que por su propia e inafectada naturaleza permanece más allá de los procesos físicos y psicomentales.

Las palabras del Kaushitaki Upanishad son muy significativas:

“No es el habla lo que deberíamos conocer; deberíamos conocer al que habla. No es lo visto lo que deberíamos querer conocer; deberíamos querer conocer al que ve. No es el sonido lo que deberíamos querer conocer; deberíamos querer conocer al que oye.

No es el pensamiento lo que deberíamos querer conocer; deberíamos querer conocer al pensador ”.

El practicante se empeña en una exhaustiva autoindagación para llegar a la raíz de sí mismo. Busca más allá del ego, más allá de la mente, más allá de la visión ordinaria. Se afana por desplazarse del oleaje de su mente superficial a la quietud inamovible de su consciencia – testigo.

Busca al perceptor, trabaja por una radical mutación interna que le permita ser él mismo. Indaga en aquél o aquello que “es el oído del oído, el ojo del ojo, el habla del habla, la mente de la mente y la vida de la vida”.

Se propone la acrobacia impresionante de saltar del hombre-aparente al hombre-real y por supuesto el fruto de esta acción está siempre en relación con el esfuerzo realizado.

La meditación proporciona muchos beneficios al cuerpo y a la mente. La meditación es bálsamo, autoconquista, bienestar físico y mental, reconciliación con nosotros mismos, solución para muchos conflictos internos, desarrollo de una nueva manera de ver y tomar las cosas. Pero la meditación persigue siempre, en último grado, la liberación definitiva, la emancipación, la libertad absoluta.

Todos los Yogas exigen una actitud meditativa. No existe tal cosa como yoga sin meditación.

Las técnicas meditativas son muy numerosas, aunque la meditación es una. Meditación es estar atento y ecuánime. Hay métodos de todo tipo. Su común denominador es: meditación.

Es tu actitud la que cuenta, tu trabajo interior, tu motivación, tu energía y resolución.

La actitud meditativa te invitará a fluir y en ese fluir fresco y natural, el apego y la aversión dejan paso a una nueva actitud mental, donde todo es incorporado y asimilado para acelerar el viaje hacia la meta interior, en la que, paradójicamente, siempre hemos estado, aún sin ser conscientes de ello.

Hay factores importantes que debes cultivar porque son coadyuvantes de la meditación.

Vigila los pensamientos, las palabras, las acciones. No pierdas fácilmente la consciencia.

Enriquece tus relaciones con los demás, manteniendo una actitud expansiva y amorosa, permaneciendo en disponibilidad, sin autodefensas innecesarias. Purifica el discernimiento, liberándote en lo posible de lo innecesariamente aprendido, adiestrándote en enfocar las situaciones tal y como son, sin imponerles una visión personal y falseada, aquietando el contenido mental y alertando en grado sumo la atención. Mediante este paciente y minucioso, pero siempre renovado, trabajo yóguico, irás consiguiendo una conquista importante: la tuya propia.

LA ACTITUD

Puede que haya momentos de desfallecimiento, claro que sí, incluso de desesperación.

Incluso te desanimarás por tu falta de constancia, pero más importante que la constancia es la consistencia. Es decir, permanecer en la vía, estar en el sendero, porque hasta los aparentes retrocesos pueden ser avances, porque salimos del camino para volver a entrar en él con más ánimo. Compréndelo: una persona sin el Dharma (un camino, un objetivo, un sentido para su vida) no es nada.

Tu actitud cuenta mucho, ábrete, dispónte, y el Dharma funcionará en tí y por tí mismo.

Siéntate a meditar, como el que espera un invitado con su mejor disponibilidad. Esperas, pero no te impacientas. Ten fe en el invitado: él no faltará a la cita. Le brindas tu hogar interior. Un lugar hermoso, cercano, íntimo. Vendrá antes o después, pero ha de venir. Él se llama Yo y es tu propio ser, aquel, que el día que se presenta, nos hace comprender que precisamente nosotros somos sus invitados y no él el nuestro, como habíamos creído. El es el eje, el centro. Y el Yoga Vital es el sistema que nos permite vivenciarlo.

CONCENTRACIÓN

LOS TRES NIVELES DE CONCENTRACIÓN

Podemos clasificar la concentración en tres niveles según su grado de profundidad.

* La Concentración Superficial

* La Concentración de Entrada

* La Concentración de Realización

CLASIFICACIÓN DE LAS TÉCNICAS DE MEDITACIÓN

MEDITACIÓN ABSTRACTIVA

La meditación Abstractiva, en cuanto a finalidad, persigue la realización de estados de conciencia caracterizados por una serenidad y sosiego de la mente cada vez más completos. Los medios que para ello emplea, consisten en un cultivo de la concentración mental en que se van descartando progresivamente todos los estímulos sensoriales y procesos mentales que se ofrecen a la conciencia. Razón por la cual se trata de una meditación Abstractiva, en la que se pasa sistemáticamente por una serie de estados de abstracción, o absorción, de la mente, con progresiva suspensión de la percepción sensorial y de la actividad discursiva.

Son técnicas meditativas que aún más que las Penetrativas, que examinaremos en el paso siguiente tienen que practicarse bajo la dirección personal y continuada de un buen maestro para evitar fracasos y extravíos.

MEDITACIÓN PENETRATIVA

Toda meditación comienza por la concentración de la mente. La práctica de meditación penetrativa, se accede sólo con la concentración de entrada, sin necesidad de intentar llegar al grado más intenso de la concentración fija. Esta última y los estados de abstracción a los que conduce, no se presta al desarrollo de la visión pura (m. penetrativa) que exige no un abstraerse de los fenómenos sino, por el contrario, la observación minuciosa y totalmente atenta de los mismos para vivir con plena conciencia, sin ilusiones ni confusiones, su verdadera naturaleza. Es importante trabajar con un objeto de meditación que se adapte bien a las exigencias de esta meditación penetrativa.

Link recomendado: http://www.yogavital.com.ar/inicio/

Share.