Personal del 911 se capacitan en violencia familiar

0

El entrenamiento está a cargo de profesionales del Subprograma Mujer y Comunidad. Abordan el perfil de las víctimas, el funcionamiento del gabinete de profesionales que interactúa con el Centro, y un intercambio de experiencias para evaluar el trabajo coordinado


 

Con la idea de alcanzar la mejor coordinación y efectividad en la atención a víctimas de violencia familiar y de género, el Subprograma Mujer y Comunidad, del Ministerio de Inclusión Social, organizó una capacitación para todo el personal del Centro de Atención de Emergencias 911. La actividad, que inició este lunes a las 9:30, continuará mañana en el edificio de calle Ayacucho, donde funciona el Subprograma.

La titular de Mujer y Comunidad, Cristina Bustos Fara, precisó que el taller está dirigido principalmente a quienes receptan los llamados de aquellas personas que poseen el botón antipánico. “Trabajamos en coordinación, por eso nos pareció muy importante que estén capacitados en las características de las víctimas de violencia familiar, porque son ellos quienes tienen el primer contacto y van al encuentro para ayudarlas”, explicó.

Respecto del fin último de la propuesta, la funcionaria manifestó: “Lo que buscamos es que la persona no sea revictimizada en el procedimiento cuando se acude a asistirla. Es importante que sepan que pueden estar confundidas, angustiadas, desesperadas. Una vez que se acciona el botón, la presencia policial brinda un apoyo muy importante para la víctima”.

También, agregó que una parte importante del taller es el intercambio de experiencias sobre el funcionamiento del sistema. “En esto –recalcó– trabajamos juntos, el Ministerio de Inclusión Social y el Ministerio de Seguridad, y esto sirve para compartir puntos de vista, corregir y pensar nuevas estrategias para ser más eficientes con la herramienta que tiene cerca de dos meses de implementación”.

 

Bustos Fara, además, resaltó que los botones son asignados mediante procesos ágiles, al contrario de lo que pasa en otras provincias. “Estuve en un encuentro en Córdoba y pude ver que para asignarlos se hacen largos trámites burocráticos. Acá, en San Luis, si la víctima lo requiere se lo asignamos inmediatamente luego de evaluar indicadores que dan certezas sobre la situación”, dijo.

La funcionaria puntualizó que actualmente 20 mujeres, en distintos puntos de la provincia, cuentan con el dispositivo, y que hacen un seguimiento de cada caso. Asimismo, detalló que el Centro de Atención de Emergencias registra datos y genera reportes sobre el funcionamiento o no del botón, su ubicación y diversa información. “Por ejemplo, si nos avisan que uno lleva dos días apagado, urgentemente vamos a constatar qué pasó. Esto suma eficiencia, es un aporte más para ayudar a la víctima”, indicó.

 

¿Cómo funcionan?

 

Los dispositivos antipánico son similares a un teléfono celular. Poseen un botón que las mujeres pueden accionar ante una situación de emergencia. De ese modo, envía una alerta al Centro de Operaciones, ubicado en el Faro de la Sabiduría, donde también funcionan las cámaras de seguridad, y desde ahí se avisa a los móviles policiales para prevenir casos de violencia.

Cuentan con un sistema GPS, que permite dar con su ubicación exacta, y permiten grabar el audio del ambiente, lo cual queda registrado.

Share.