Sorpresiva visita de Francisco a un barrio humilde de Roma

0

Cuando iba a una parroquia afuera de la ciudad, pidió desviar el auto y se bajó en un campo de inmigrantes, donde hay muchos latinoamericanos. Rezó el Padrenuestro en español.


El papa Francisco realizó este domingo una visita sorpresa a un campo de migrantes de varias nacionalidades, entre ellas rom (gitanos de origen rumano) y latinoamericanos, junto a quienes rezó un Padrenuestro y los bendijo antes de la cita que tenía prevista en la parroquia de San Miguel de Arcángel, a unos 300 metros de allí.

“Fue un momento muy bello, muy conmovedor”, dijeron los hombres de la vigilancia del Papa a los periodistas al referirse a la visita fuera de protocolo de Francisco, reportó la agencia italiana Ansa.

Durante el encuentro, el santo pontífice rezó un Padrenuestro en español junto a los latinoamericanos y los bendijo, informó el director de la sala de prensa del Vaticano, Federico Lombardi.

En la visita a la parroquia, donde fue recibido con alegría por los fieles, Jorge Mario Bergoglio compartió momentos con los enfermos y los sin techo que reciben asistencia de la comunidad de San Egidio, los niños bautizados en el último año y sus padres, y además conversó con grupos de scout y jóvenes de catecismo.

Al responder a un niño, Francisco hizo una consideración sobre la guerra y sobre lo que significa en el corazón del hombre: “Hoy hay guerra en Ucrania, en África porque existe el odio. ¿Y quién siembra el odio? ¿Jesús? No, Jesús siembra la paz, el amor. Cuando sientan en el corazón odio, celos, envidias, estén atentos, porque esto viene del diablo”, afirmó.

Después de confesar a algunos fieles, como hace en cada visita a las parroquias romanas, celebró misa e invitó a los presentes a “dejarse predicar por Jesús y dejar curar nuestras heridas”.

A modo de broma, preguntó: “¿En qué canal de televisión habla Jesús? Te habla en el Evangelio. Y esto es un hábito que nosotros todavía no tenemos. Ir a buscar la palabra de Jesús en el Evangelio”.

“¿De acuerdo? ¿Firmamos? Hagámoslo, porque nos hará bien a todos”, dijo antes de subir al vehículo que lo trasladó de regreso al Vaticano, tras saludar a los fieles en la plaza frente a la iglesia.

Share.